La tercera gran ola

la-gran-ola

El profesor Evaristo Ferrer ha escrito el siguiente artículo:

La economía mundial está sufriendo el embate de la tercera gran ola de la crisis que empezó en 2008.

La primera ola se produjo al explotar la burbuja inmobiliaria, que venía impulsada – por los fuertes vientos-, de una gigantesca burbuja de crédito. La primera ola destrozó los balances de la banca. Igual como un temporal destroza los comercios – y las sucursales bancarias- de un paseo marítimo.

La segunda ola fue la crisis de la deuda soberana, motivada por los rescates bancarios y las políticas de recorte. Como los estados del sur de Europa tuvieron que rescatar a los bancos, luego hubo que rescatar a los estados. Por cierto, Italia que dijo entonces que sus bancos no tenían problemas sale ahora descubriendo un a morosidad de más de 200.000 millones de euros, que precisará el rescate de su banca en el momento mas inoportuno. Está claro que esta ola se llevó por delante a la banca del mediterráneo: desde Chipre y Grecia, hasta Portugal y España, pasando por Italia.

Los bancos centrales inundaron de dinero los mercados financieros, al prestárselo casi gratis a los bancos comerciales. Pero los bancos americanos se llevaron el dinero a los entonces países emergentes, donde hicieron subir las bolsas y el valor de las monedas locales. El negocio fue redondo, dinero recibido de la FED al 0%, llevado a Brasil o China donde sus bolsas empezaron a subir y sus monedas a revaluarse. Como se produjo en forma de efecto manada, la profecía del potencial de los BRIC´s se autocumplió. Jim O’Neil, el directivo de Goldman Sachs que inventó el acrónimo BRIC en otoño de 2.002, creó primero un fondo para invertir en Brasil, Rusia, India y China. Y luego, impulsó la compra de acciones en los mercados donde ya había invertido. Jim O’Neil, hijo de un cartero inglés, ganó tanto dinero que se convirtió en copropietario de uno de los equipos de futbol de su Manchester natal. Estableciéndose por su cuenta, como gestor de fondos de inversión especializados en los mercados bursátiles de los BRIC´s.

Pero en otoño de 2.014, Goldman Sachs cerró el fondo de inversión en los BRIC´s, que había creado Jim O’Neil, por bajo rendimiento. Esta fue la señal definitiva de que la fiesta había terminado, y que había que repatriar a Occidente las inversiones de la década anterior. Como las deudas de esas economías están en dólares, la estampida del dinero ha sido enorme, para no tener que comprar los dólares cada vez más caros. Los capitales han huido de las bolsas emergentes, provocando más caídas y el hundimiento del tipo de cambio de sus monedas nacionales. Los fondos de inversión internacionales, también han retirado una enorme cantidad de dinero de las bolsas europeas. Sobre todo de bancos italianos y alemanes, porque la tormenta afectaría a aquellos que tiene la casa por arreglar. Y, aunque el gobierno italiano tranquiliza a los depositantes del Monte dei Paschi, y el presidente del Deusche Bank – el mayor banco comercial alemán – dice que su banco es una roca. Ya estamos viendo estos días lo que hace el mar cantábrico con las rocas de los espigones. Como siempre, cuando pase el temporal y baje la marea, se descubrirá quién se estaba bañando desnudo. Esta caja de ahorros italiana- la más antigua del  mundo y el banco alemán, son objeto de todas las sospechas, tal como muestran las caídas de sus cotizaciones. La semana pasada hubo que para la Bolsa de Milán por el desplome del Monte dei Paschi.

Por lo tanto, la tercera oleada tiene su origen en la economía financiera y no tanto en la economía real. Argumentos como que China crecerá al 6% en vez del 9%, no son suficientes para generar una tormenta bursátil de este calibre. Se puede estar  cumpliendo la teoría de la reflexividad, que formuló George Soros, el patriarca de los especuladores. Soros dice, que la enorme diferencia de tamaño entre la economía financiera y la economía real hace que los mercados financieros envíen señales distorsionadas. No es el descenso del crecimiento de China el que afecta a Occidente. Es la salida de capitales de los emergentes que está generando una tormenta bursátil en todo el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.