Erasmus en París, tus sueños marcan el camino

Hola, mi nombre es Vicente y soy estudiante de 4º curso de Ade+ Marketing. Acabo de regresar de una estancia Erasmus en el extranjero y voy a tratar de explicar lo que he experimentado y aprendido durante estos cinco meses.

Todo comenzó cuando me planteé por primera vez solicitar la movilidad Erasmus hace dos años. Siempre tuve bastante claro que quería irme a estudiar fuera un año; ansiaba un cambio de aires en mi vida, a poder ser en otro país con una cultura distinta, y entendía que la oportunidad de estudiar un año fuera podía reforzar claramente mis aptitudes, mis idiomas y mi visión general sobre la vida.

Fue entonces cuando me decante por la opción de realizar la movilidad Erasmus en París, ciudad de la cual había oído mucho hablar y un lugar perfecto para acabar de mejorar mi francés, en un entorno singular donde poder aprender sobre arte, moda, economía etc…

Opté finalmente por la universidad ESCE . Había oído hablar muy bien en general de las “Ecoles” francesas donde la mayor parte de franceses quieren entrar pasando por exámenes de accesos complicados. Por tanto, la universidad encajaba con mi objetivo de entrar en una escuela de negocios competitiva, con profesores experimentados en el sector y donde practicar también el idioma ingles, puesto que era el idioma predominante en las clases.

Sabía también que el campus de la universidad era muy bueno, localizado en uno de los mejores barrios de París y lo suficientemente grande para poder estar a gusto, tanto en las clases como en la cafetería o en la biblioteca estudiando.

La elección de la universidad ha sido un completo acierto puesto que he percibido el alto nivel presente en la enseñanza de las “Ecoles” donde casi todos los profesores tenían a su vez puestos de trabajo importantes en grandes compañías con mucha experiencia y las clases se enfocaban mucho en la parte más práctica de la empresa.

Es una experiencia intensa e importante para crecer como persona y desarrollarte profesionalmente

El día a día en el campus era muy tranquilo. Pasábamos el tiempo principalmente en las aulas, ya que las clases  eran de larga duración y había bastantes. Cuando acabábamos podíamos descansar en la terraza interior del campus o comer en la cafetería que tenía precios muy económicos y una gran variedad de productos. Había diversas actividades cada semana organizadas por estudiantes de la universidad como eventos deportivos, fiestas para la acogida de Erasmus o incluso reuniones para dialogar entre estudiantes de todo el mundo para practicar el idioma.

Por tanto, puedo concluir que la experiencia Erasmus es definitivamente una experiencia única, en la cual conoces a una gran cantidad de gente de distintos países del mundo, especialmente si vas a París, con los cuales aprendes multitud de singularidades culturales, formas de pesar etc….

Creo que es una gran experiencia, no sólo puedes practicar perfectamente el idioma tanto en la universidad como fuera de ella y sobre todo, si no que es también una gran oportunidad para conocer una universidad distinta, con una metodología distinta, donde es posible aprender muchas cosas diferentes que serán cruciales para el desempeño de un trabajo futuro.

Pienso que todos deben realizar una movilidad Erasmus aunque sea solo de 5 meses puesto que lo que se aprende y experimenta es muy intenso e importante para crecer como persona y desarrollarte profesionalmente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.