El precio del petróleo

petroleo2

El precio del petróleo ha experimentado una acerada disminución desde el pico que alcanzó en junio del 2014, llegando a los 105 dólares por barril Brent, hasta situarse en el entorno de los 40 dólares en la actualidad. Antes que nada hay que advertir que el precio medio histórico en términos reales considerando los últimos 150 años se encuentra en torno a los 47 dólares, es decir no mucho más elevado que el precio actual. La caída ha sido tan importante porque desde el año 2007 el precio del petróleo ha sido un 55% más elevado que la media histórica.

La siguiente respuesta que debemos responder es porque se ha producido una caída tan abrupta. Para entenderlo utilizaremos el instrumental analítico más importante en economía, esto es, el modelo de demanda y oferta. El precio ha disminuido porque existe un exceso de oferta, lo que significa que se produce más petróleo (oferta) del que se consume (demanda). En concreto según los datos de la Agencia Internacional de la Energía el año pasado se produjeron 96,3 millones de barriles diarios, mientras que solo se consumieron 94,5 millones. Lo que significa que cada día se almacenaban 1,8 millones de barriles excedentarios. Este exceso de producción sobre lo que se consume es lo que ha hecho que los precios se hayan desplomado. A su vez este exceso de oferta se produce tanto porque el consumo ha disminuido como por la poca sensibilidad de la oferta al precio. La demanda de petróleo ha disminuido por la desaceleración de los países emergentes, en especial de china.

La oferta de petróleo se ha reducido muy poco en respuesta a la bajada del precio (en terminología económica diríamos que estamos ante una oferta inelástica) por varios motivos entre los que destacan:

-Habitualmente la OPEP y en especial el miembro con mayor capacidad productiva, Arabia Saudí, compensaban los cambios en la demanda con variaciones en las cuotas de producción de los miembros del cartel, de forma que ante una caída de la demanda, recortaban la producción para evitar que el precio se hundiera. En la coyuntura actual, en noviembre del 2014, Arabia Saudí forzó a los socios de la OPEP a no reducir el nivel de producción pese al desplome de los precios.

-El motivo de esta decisión está relacionada con la segunda causa que explica el aumento de la oferta en los últimos años. La técnica del fracking o fractura hidráulica ha hecho que EEUU pase de producir 5 millones de barriles diarios en 2008 a 9 millones en la actualidad. Debido a que los costes variables de producción con la técnica del fracking en EEUU son mayores que en caso de la producción en Arabia Saudí (14 frente a 8 dólares), el motivo que destacan los analistas para la reducción de la producción por parte de la OPEP es sacar del mercado a los productores del fracking

-El 16 de enero se levantaron las sanciones a Irán por el cumplimiento de los acuerdos nucleares, ello significa en el corto plazo un incremento de 500.000 barriles diarios y una producción potencial de 3 o 4 millones de barriles diarios, lo que significaría un incremento de 2 o 3 millones desde el millón de producción actual.

-La preocupación creciente por los efectos negativos del cambio climático implican la existencia de un riesgo regulatorio negativo para los países exportadores de petróleo, lo que incrementa los incentivos a vender actualmente, aunque sea a precios bajos, antes de que el riesgo regulatorio se materialice.

Una vez analizadas las causas, la siguiente cuestión relevante es determinar cuáles son las consecuencias de la bajada tan abrupta de los precios del petróleo. En este caso hay que distinguir entre los países importadores y los exportadores. Para los primeros significa una mejora en la relación real de intercambio y un ahorro en los pagos por la importación del petróleo, lo que supone que se liberan recursos para producir otros bienes (incrementa la renta disponible de los consumidores, reduce los costes de producción de las empresas), incrementando el PIB y el empleo de la economía. En el caso de España que importamos el 98% del petróleo consumido desde junio del 2014 hasta finales de 2015 nos hemos ahorrado unos 15.000, esto es, un 1,5% del PIB. Para los países exportadores la situación es la inversa, por ejemplo Arabia Saudí contabiliza un déficit público del 15% del PIB, Rusia ha anunciado que recortará el gasto público en 10 puntos adicionales… Adicionalmente la caída del precio del petróleo esta significando depreciaciones en las monedas de los países exportadores, lo que hace que se incremente la inflación (en Venezuela la inflación es superior al 140%) y obligue al Banco Central a incrementar los tipos de interés, ahondando en mayor medida en la crisis.

Para terminar vamos a realizar un pequeño ejercicio de prospectiva, teniendo en cuenta que como diría Nassim Taleb seguro que acontecen cisnes negros no esperados que hacen que las predicciones esbozadas no se correspondan con la realidad. Todos los factores analizados nos hacen pensar que en los próximos meses (según algunos analistas hasta finales del 2017) el precio permanecerá bajo. Si bien la regularidad histórica nos indica que precios bajos hunden la inversión (de hecho la inversión en energía en EEUU como porcentaje de la inversión total no residencial ha caído del 14% en el 2014 al 5% en la actualidad), lo que anticipa una reducción de la oferta y un incremento de los precios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.