Grandes genios de la historia: Harry Houdini el mago del marketing

Houdini

La alumna Elena Gutierrez ha escrito el siguiente post:

No creéis que a veces pasa… Que cuanto más oímos hablar de los grandes genios del pasado, más interiorizamos su persona. Dejamos de ver sus logros para conceptuar su historia como si fuera un cuento. Pasa con casi todos los personajes ilustres: Napoleón, Julio Cesar, Robin Hood, Leonardo Da Vinci… Todos grandes hombres ¿Verdad?… Uno de ellos ni siquiera existió de verdad. Pero es que resulta difícil discernir al hombre de la leyenda, sobre todo cuando nos hemos criado con sus historias. Tal vez porque ya nos pillan lejanos, o tal vez porque nunca nos hemos parado a analizar cuál fue su aportación histórica que les llevo a ser inmortales. Sea como fuere yo hoy quiero hablar sobre la obra de Harry Houdini, para muchos el mejor mago de todos los tiempos, y para todos, el más famoso.

Harry Houdini fue un inmigrante húngaro de origen humilde que se valió de su ingenio y sus conocimientos como cerrajero para ganarse la vida y poder mantener a su familia. Su talento le llevo a consagrarse como el mejor mago de todos los tiempos, pero este título no le habría sido otorgado de no ser por la intensiva promoción de su persona, promoción que el mismo llevo a cabo.

Houdini sabía muy bien que su talento para el ilusionismo, de por sí, no le haría celebre ya que, como él, había un sinfín de artistas de vodevil y de la farándula que ofrecían prácticamente lo mismo, por ello entendió que la única manera de desmarcarse del resto de sus competidores era ser el primero en realizar un truco, pero sobretodo que todo el mundo supiera que él había sido el primero.

El mago se sometía a pruebas imposibles públicamente, de esta manera conseguía la atención de todos los viandantes de la calle así como de la prensa y las autoridades, ya que cada vez que realizaba alguna prueba la ciudad quedaba colapsada y se detenía, se detenía por él. No se limitaba a colgar carteles sobre sus proezas, sino que él mismo era un anuncio viviente, y de esa manera su producto (aunque igual al de muchos otros magos) se hacía mucho más atractivo para el consumidor.

Pero fue más allá que todo eso. Él sabía que un producto se vendía mejor si la gente creía estar participando en él. No vendía solo un espectáculo en el que se le veía escapar de cualquier prisión, invitaba a sus espectadores a que le retaran. ¡Aceptaba retos de su público, retaba a su público! Y no solo eso, orientaba esos retos hacia organismos no muy populares. Utilizaba el descontento de la población y encaminaba su actuación hacia él, para que la gente no lo viera solo como un mago, sino como un referente. Le pedía a la policía que lo esposara, y él se zafaba de las esposas delante de grandes muchedumbres, de esa manera se generaba una idea en la población de que él era un libertador contra la opresión. Me parece genial, porque introdujo un pensamiento en las masas a través de la publicidad subliminal.

Además, Houdini también popularizo las giras promocionales. Al haber criado en un pequeño pueblo de Wisconsin, el ilusionista sabia de la sesgada información que recibían los habitantes de las zonas rurales. Hasta ese momento esta parte de la población solo podía acceder a los circos ambulantes que paraban por la ciudad, por ello Houdini vio en ellos un público potencial para sus espectáculos. Si bien él no actuaba para el pequeño público, su promoción podía hacer que la gente de desplazase a otras ciudades más grandes para poder asistir a una de sus funciones. Houdini, sin saberlo, estaba llevando a cabo técnicas de venta que posteriormente serian denominadas como Marketing 2.0 por un hombre que nació 5 años después de su muerte, Kotler.

Su ejemplo influencio inequívocamente en cosas que ahora consideramos como obvias, pero que no siempre lo fueron, como por ejemplo las giras promocionales de las películas, en las que los actores recorren diferentes ciudades para hacer publicidad acerca de su film, o en personajes públicos como David Beckham, que ha hecho de su persona una marca y es conocido más allá de su profesión como futbolista. Y todo eso, casi un siglo antes de que apareciera el concepto de Marketing como tal. A mi juicio, la historia de este joven húngaro que pasó de la pobreza a la fama inmortal, hizo más por el mundo del marketing, que por el del espectáculo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.