THIS IS HALLOWEEN!

Eduardo Pleguezuelos Nieto de prácticas en el CEIP Vilamar de Puerto de Sagunto

Llega el día 31 de octubre, y eso solo puede significar una cosa en el CEIP Vilamar¡HALLOWEEN! Ya desde el día anterior, los niños solo hablan de sus disfraces y de los juegos que se encontrarán en el patio. Llegado el día, las clases se paralizan, y todo el centro se transforma en una especie de película de Stephen King. Antes de las nueve, ya se distinguen a algunos de los niños ataviados con sus disfraces, esperando en la puerta, con ganas de entrar a toda prisa. Durante la espera, hablan entre ellos, y debaten sobre qué disfraz es mejor o cuál les gusta más.

Las profesoras de inglés salen a recibir a los alumnos, puesto que son las encargadas de la organización del evento. En primer lugar, distribuyen a todo el colegio en grupos homogéneos de niños y niñas de todos los cursos, y les explican que tendrán que llevar a cabo determinados juegos, con el objetivo de conseguir puntos para el premio final. Cuando escuchan la palabra “premio”, los niños se alteran automáticamente. Se escuchan gritos de fondo, tales como “pues yo quiero una Play 4” o “yo una bici de carreras”. ¡Cuánta inocencia…!

La yincana comienza sobre las diez, y se compone de siete juegos: Hay un juego de bolos (con vasos de plástico y una pelota de goma), carreras en las que los niños corren atados en parejas, cajas decoradas con caras de monstruos, en las que hay que encestar, un puesto en el que se les pintan las caras, por si alguno quiere dar (aún) más miedo, etc.

En definitiva, hay habilitados diferentes puntos, en los que los niños se divierten jugando, comparten experiencias, aprenden valores y, lo más importante para ellos, ganan puntos. Los alumnos de 6º de Primaria, es decir, los mayores del colegio, son los responsables de organizar y explicar cada juego, mientras que los profesores, distribuidos en los diferentes grupos, nos aseguramos de no se produzcan discusiones o roces. Y así va transcurriendo la mañana.

Durante cada actividad, los encargados se ocupan de contar los puntos que suma cada grupo y, al finalizar el día, se realiza un recuento final. Sin duda, este es el momento de mayor expectación: Todos permanecen inmóviles y en silencio, como si de un talent show se tratase y Risto Mejide fuese a valorarles. Al final, el grupo ganador de este año es… ¡EL EQUIPO MORADO! Todos dan saltos, e incluso puede verse alguna lágrima en sus rostros. El premio final es una bolsa de dulces de Halloween para cada miembro del grupo, premio que comparten con sus compañeros de clase, demostrando así compañerismo y solidaridad. Se han olvidado ya de la emoción de si sería una bicicleta o una videoconsola (menos mal, porque si no, hubiésemos tenido un problema…).

De esta forma, un año más, ha transcurrido la fiesta de Halloween por el CEIP Vilamar. Los niños ya están deseando que llegue el festival de Navidad para volver a inundar el patio de juegos y risas, y los profesores… pues también.

Enlaces de interés:

Blog CEIP Vilamar: http://vilamarportdesagunt.blogspot.com/

Origen de la festividad: https://www.ngenespanol.com/travel/cual-es-el-origen-de-halloween-samhain/

 

 

Eduardo Pleguezuelos Nieto

Alumno del grado en Educación Primaria de MAGISTERIO UCH-CEU

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.