Realismo mágico en el aula

Me dispongo a entrar en la maravillosa clase de 1º B del colegio en el que realizo prácticas. Y digo maravillosa, porque allí lo real se convierte en maravillosos y mágico.

 

Me explicó. Allí es posible que te preparen un “café con tiburones” y que después uno de los doctores más jóvenes (apenas mide 50 centímetros), se ponga su “estetoscopio” para revisar tu salud y concluya que esos ruidos tan extraños de tu barriga vienen provocados porque “te has comido un dinosaurio”.

 

carmen

 

En esta increíble clase, también puede encontrarse con veterinarios que cuidan y sanan a felinos de peluche y cocodrilos de plástico. Resulta fascinante presenciar cómo pequeños arquitectos diseñan “rascacielos que llegan hasta las nubes”, donde con anterioridad los ingenieros de caminos habían diseñado “antiguas autopistas” para que los “coches voladores” circulen sin problemas.

 

No os engaño. Estas magníficas aventuras son reales, maravillosas y mágicas. Como todos los días, me dispongo a entrar en clase de 1º B con ganas de saber con qué nuevas historias me sorprenderán estos pequeños genios. Historias que parecen sacadas de las novelas de Gabriel García Márquez.

Carmen Mejías González

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.