Participación del farmacéutico comunitario en el programa de crónicos complejos

Sesión clínica presentada por Fernando Mud  (Dr. en Farmacia): Caso clínico

Estado de situación

Edad 75 | Sexo Hombre

Paciente incluido en el programa de pacientes crónicos complejos que se realiza en el Centro de Salud de Ondara.

El paciente está en silla de ruedas. Esto le provoca mucho estrés porque no depende de él mismo y necesita ayuda de su mujer para todo. Por las noches no duerme bien porque tiene miedo de orinarse en la cama ya que no puede levantarse.

Además, el estreñimiento le molesta mucho y le hace estar muy nervioso. Además, ha probado muchos laxantes y le molestan cuando los toma, pero lo necesita porque al no moverse no consigue ir al baño. Solo consigue ir una vez a la semana y tomando el laxante.

Captura de pantalla 2016-06-14 a las 10.55.48

No se realiza ninguna analítica.

EVALUACIÓN DEL TRATAMIENTO

El tratamiento es el correcto para las patologías que presenta el paciente.

INTERVENCIÓN (Febrero 2016)

En este caso hay 2 objetivos.

  • Mejorar el estreñimiento que presenta el paciente. Para ello, el farmacéutico comunitario le indica al paciente un regulador del tránsito intestinal a base de aloe tras hablarlo con el médico.
  • Mejorar el estrés que presenta el paciente por miedo a orinarse. Para solucionarlo, el farmacéutico habla con el médico de atención primaria para que este valorara la prescripción de pañales o bolsas de recogida de orina.

RESULTADOS (Marzo 2016)

Respecto al estreñimiento, el paciente consigue ir al baño cada 2-3 días. Gracias a esto, ya no está tan nervioso por estar una semana sin ir al baño. Además, evita los problemas que le provocaban los laxantes porque no necesita tomarlo.

Respecto a la orina, el paciente sí que es capaz de controlar las micciones pero no es capaz de vaciar toda la vejiga. Tras reunirnos médico, farmacéutico, paciente y cuidadora se decide que la mejor opción para tratar el problema que genera el no poder ir a orinar por sí mismo son las bolsas de recogida de orina. Además, con la sonda se consigue que vacíe por completo la vejiga. La sonda la abre o cierra el paciente a demanda así se consigue que no pierda el estímulo de ir al baño.

Con esta intervención se consigue:

  • Que el paciente no se ponga nervioso cuando quiere orinar porque esta sondado y no se orina encima.
  • Se mejora la calidad de vida de la cuidadora (su mujer) porque no tiene que estar tan pendiente de él, sobretodo porque puede descansar bien por las noches.

Con este caso, se observa la importancia que tiene el farmacéutico comunitario para mejorar la calidad de vida del paciente y de los cuidadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.