Herpes labial, infecciones, virus y demencia ¿Pueden algunas infecciones aumentar el riesgo de enfermedad de Alzheimer?

 

 

 

Herpesvirus.

Existen diferentes subfamilias dentro de la familia Herpesviridaesiendo la subfamilia Alfaherpesviridae la que engloba los conocidos Herpesvirus simplex 1 (VHS-1), Herpesvirus simplex 2 (VHS-2) y el herpesvirus de la varicela-zoster (VZV). En este artículo nos centraremos en los dos primeros: 

  • VHS-1: popularmente conocido como “herpes labial”, se transmite principalmente por contacto directo “boca-boca” y causa infecciones bucales o labiales. En algunos casos puede haber manifestaciones clínicas genitales, por contacto bucogenital. La prevalencia estimada a nivel mundial es del 67%, si bien, se calcula que solo el 20-40% de la población desarrolla sintomatología clínica. 
  • VHS-2se transmite casi exclusivamente por vía sexual, siendo la principal causa del “herpes genital”. La prevalencia estimada es del 13% a nivel mundial. 
Herpes y demencia.

La teoría de que una infección podría causar demencia ha estado retumbando durante décadas en la investigación neurocientífica. Desde que Ruth Itzhaki, científica de Manchester, reportó observaciones en 1990 de VHS-1 en cerebros de pacientes con Alzheimer analizados post-mortem se plantea esta opción.

Varios microbios han sido propuestos como detonantes de enfermedad de Alzheimer, incluyendo tres herpesvirus humanos y tres bacterias: Chlamydia pneumoniae (causante de neumonía), Borrelia burgdorferi (causante de la enfermedad de Lyme) y Porphyromonas gingivalis (causante de enfermedad periodontal). 

Recientemente, un estudio prospectivo con 30000 sujetos realizado en Taiwán, encontró que aquellos pacientes diagnosticados de VHS-1 presentaban un riesgo 2,5 veces mayor de desarrollar cualquier tipo de demencia. Mientras que el incremento del riesgo para VHS-2 fue 2 veces superior a los controles. Sin embargo, dicho estudio también reporto una reducción del 90,8% del riesgo en aquellos pacientes tratados con antivirales durante la sintomatología clínica, siendo el principio activo aciclovir el que presentó una mayor eficacia. 

Etiología.

Siguiendo esta línea, algunos investigadores han sugerido que las infecciones pueden desencadenar la producción de placas ß-amiloides, otorgando a esta proteína característica de la enfermedad de Alzheimer un papel protector frente a las infecciones.

Esta hipótesis está basada principalmente en dos razones. La primera de ellas es el hecho de que las placas ß-amiloides han demostrado in vitro una actividad antibacteriana similar a otros péptidos antimicrobianos. La segunda, es debida a la observación de una mayor supervivencia de ratones transgénicos (modificados para producir ß-amiloide) al inyectarles una dosis letal de HSV-1. Estos animales sobrevivían durante más tiempo que los controles, y la aparición de dichas placas se producía a los dos días de la inoculación del virus. Este mismo efecto, concretamente la aparición de las placas tras dos días de la inoculación, ha sido reproducido en un organoide 3D de células neuronales, diseñado para imitar las condiciones de la enfermedad de Alzheimer. 

La teoría postula que los microorganismos estimulan las células cerebrales de la microglía, desencadenando una reacción inmunológica y aumentando los niveles de producción de ß-amiloide. Este amiloide podría actuar como un mecanismo de defensa, envolviendo e inhabilitando a los microbios. La falta de eliminación de esta proteína aumentaría la inflamación y crearía un circuito de retroalimentación tóxica. 

La actual pandemia por SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19, podría desempeñar un papel en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Aún no hay evidencias definitivas de que el virus pueda penetrar completamente en el cerebro. No por ello, los mecanismos fisiopatológicos desencadenados por la enfermedad podrían ocasionar afectaciones cerebrales. 

Neurotoxicidad por aumento de citoquinas proinflamatorias y activación de microglía.

La conocida “tormenta de citoquinas” que desencadena el SARS-CoV-2, produce un aumento de los valores séricos de interleuquina (IL) 1, IL-6, IL-10 y factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α). Este último, puede atravesar la barrera hematoencefálica, activando las células de la microglía y los astrocitos. El aumento de la inflamación podría ocasionar desregulación del receptor NMDA del glutamato, aumentando la excitotoxicidad y ocasionando pérdidas neuronales. Este último mecanismo es conocido en la enfermedad de Alzheimer, de hecho, una de las dianas farmacológicas actuales (Memantina) está basada en este receptor. 

Inflamación y síntomas neuropsiquiátricos 

La inflamación conduce a neurotransmisión atenuada de monoaminasanhedonia (incapacidad de experimentar placer), síntomas cognitivos, psicomotores y neurovegetativos negativos, depresión y comportamiento suicida. De hecho, algunos estudios relacionan el aumento sérico de IL-1 e IL-6 entre otras citoquinas, con comportamientos suicidas y desórdenes depresivos mayores. 

Inflamación y coagulación 

La activación de neutrófilos, macrófagos, producción de trombina y complemento promueve la aparición de microtrombosEntre los daños cerebrales causados por la COVID-19 se encuentran las lesiones isquémicas e infartos cerebrales. Estos daños han sido asociados con un mayor riesgo de demencia. 

Actualmente, no se sabe con exactitud cual es el porcentaje de casos de demencia provocados de manera directa o indirecta por la exposición a un patógeno, sin embargo, una prevención adecuada reduciendo el riesgo de contagio o un tratamiento adecuado de la infección pueden ayudar a mitigar dicho riesgoCon los datos actuales, el tratamiento del herpes labial con fármacos antivirales como aciclovir puede ser una buena estrategia que implementar, tanto para reducir el dolor como para prevenir un posible riesgo futuro de demencia. 

NUNCA ES DEMASIADO PRONTO

Articulo elaborado por Hernán Ramos, Farmacéutico y Nutricionista. Doctorando en CEINDO

Bibliografía 
  1. Tzeng NS, Chung CH, Lin FH, Chiang CP, Yeh C Bin, Huang SY, et al. Anti-herpetic Medications and Reduced Risk of Dementia in Patients with Herpes Simplex Virus Infections—a Nationwide, Population-Based Cohort Study in Taiwan. Neurotherapeutics. 2018;15(2):417–29. 
  2. Abbott A. Could an infection trigger Alzheimer’s disease? Nature. 2020;587:22–5. 
  3. Boldrini M, Canoll PD, Klein RS. HowCOVID-19 Affects the Brain. JAMA Psychiatry. 2021. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here