Evolución y situación del mercado inmobiliario

53

 

Los alumnos Alberto Portillo y Elena Carrasco han escrito el siguiente post sobre el mercado inmobiliario:

Durante el período comprendido entre los años 1998 y 2006, tuvo lugar en España una burbuja del mercado inmobiliario. Esta situación hizo que el precio de las viviendas aumentara, no solamente subió mucho el precio de los pisos, sino que se construyeron aproximadamente más de 5 millones a lo largo de todo el período.

Las principales causas de la formación de esta burbuja fueron: el contexto de expansión económica en el que se encontraba el país, que condujo a la demanda por motivo de inversión a utilizar la vivienda como activo refugio; la entrada de España en la Unión Europea; las grandes facilidades otorgadas por las entidades crediticias para la concesión de hipotecas, tanto para promotores como para compradores de vivienda, y las expectativas de obtener grandes plusvalías con la venta de una vivienda que la constante subida de precios instaló en el ambiente.

A partir del año 2006, comenzó a hacerse patente una reducción de las transacciones inmobiliarias, que se transformaría en disminución de los precios de las viviendas a partir de 2007. Esto produjo un parón en la actividad constructiva y la inversión en ésta, pasando de construirse unos 800.000 pisos en el año 2007, a poco más de 50.000 en el 2013, que se tradujo en destrucción de empleo, lo cual condujo al inicio de un círculo vicioso en el que muchas familias, al perder uno o más de sus miembros su trabajo, ya no podían hacer frente al pago de sus hipotecas, trayendo esta situación consigo el problema de los desahucios. Lo mismo les sucedió a muchos promotores y constructores. Todo ello provocó el cierre de muchas empresas, la necesidad del rescate de varias entidades financieras, destrucción de muchos empleos, que contribuyó a que se llegara en España a tasas por encima del 25% de desempleo, y una herencia de más de un millón de viviendas sin vender.

Después de 6 o 7 años de crisis económica global y crisis inmobiliaria estatal, la situación actual en el mercado inmobiliario español es la siguiente: los precios empiezan a subir en las zonas más emblemáticas de las capitales de provincia; ha habido grandes reducciones de precio en la periferia cercana de las grandes ciudades, pero aún pueden bajar más, y hay un stock cercano al medio millón de viviendas que no se venderán por mucho que se rebaje su precio, porque están en zonas cuya demanda potencial presente y futura es nula.

 

 

Dejar respuesta

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.