Respetar la naturaleza y aprender de ella 💚🌳

Yesica Civera, de Prácticas en la Escuela 2 de La Cañada

En nuestro tiempo, el respeto por el entorno natural va cobrando cada vez más y más importancia. Separar y reciclar los desechos que generamos o tratar de malgastar la menor cantidad de agua posible suelen ser las medidas que más aconsejamos y animamos a poner en práctica a nuestros pequeños.

Todo eso está muy bien, pero no nos paramos a pensar que, en la actualidad, a muchos de esos niños los espacios naturales les pueden resultar unos enormes desconocidos. Y con esto no me refiero a que no sepan lo que es un bosque y ni qué se puede encontrar en él.

Hay que tener en cuenta que nuestros alumnos van cinco días al colegio, un recinto cerrado y delimitado; además, muchos de ellos realizan actividades extraescolares dos o tres días por semana, la mayor parte de las cuales se desarrollan también en recintos cerrados y/o delimitados,  y que suelen pasar gran parte del tiempo libre que les queda en algún parque que, por lo general, ha sido construido en el centro de un núcleo urbano, o bien frente a la televisión, el teléfono móvil o la tablet. Por otra parte, a todos estos factores hay que sumar la ubicación en la que se encuentren sus residencias familiares y las costumbres propias de cada familia.

En Escuela 2, los alumnos de E.I. están de suerte, ya que para el colegio es muy importante que todos ellos aprendan y crezcan respetando la naturaleza. Para ello, han incluido en el horario de aula de los más pequeños dos excursiones semanales a los espacios verdes que lindan con el centro.

Estas escapadas se realizan los lunes y viernes por la tarde, y hay tres espacios para visitar: l´explanada, el barranc y els tobogans gegants.

En cada uno de estos lugares, a parte de correr, jugar y escalar, los niños aprenden a respetar la naturaleza, ya que se suele limpiar la zona de plásticos y papeles si se cree necesario en algún momento. También aprenden sobre los distintos seres vivos que van encontrando (plantas, árboles y animales), así como a respetar esa vida natural en todo momento.

Me quedé alucinada cuando fui partícipe por primera vez de esta propuesta que el colegio había creado de una manera tan simple y acertada. Y he de admitir que, casi cuatro meses después de esa primera vez, sigo sin dejar de sorprenderme con cada salida que hacemos, por diversos motivos: todas resultan ser distintas, siempre hay algo nuevo que encontrar y cada una de ellas termina siempre siendo especial.

A veces, las mejores propuestas pedagógicas son las que el propio entorno nos ofrece y en Escuela 2 saben, y muy bien, sacarle buen partido al suyo.

Yesica Civera Molina, alumna del Grado en Educación Infantil en MAGISTERIO CEU UCH

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.