Profesora en prácticas y mamá

Con mi bebé al cole

Este cuatrimestre estoy realizando mis prácticas de Magisterio en el Colegio Purísima Concepción de Quart de Poblet en 2º de primaria. La verdad es que estoy encantada, los alumnos son muy graciosos y muy cariñosos.

Ahora mismo estoy embarazada de 6 meses y el primer día me preguntaban cosas como: ¿y cuántos bebés llevas?, ¿y embarazada puedes comer?, ¿y también puedes conducir? Otros vienen y me abrazan la barriga para ver si oyen al bebé. Cada día llego a casa con una anécdota nueva.

Me gusta mucho la dinámica de las clases ya que la mayoría son muy activas y participativas, cosa que te permite conocer a los alumnos. Hay niños de todo tipo, unos más retraídos, otros más espontáneos, otros más movidos. Hay algunos que intentan hablar en inglés y te preguntan cosas como: ¿tenemos que pint?, otros vienen y te cuentan sus graves problemas llorando como que Pepita se está copiando de su dibujo.

Mi especialidad es inglés, para impartir la asignatura seguimos el método AMCO. En 2º, al principio de la clase cantamos todos juntos los días de la semana, los meses y las estaciones del año.

 

 

 

 

 

Cada día hay un “special helper” que debe presentarse en inglés y elige a dos compañeros para que digan cómo se sienten, por ejemplo: “how do you feel today?”, “why do you feel happy?”. Está también el “wheather reporter” que pregunta a sus compañeros sobre el tiempo y el “calendar helper” que pregunta y pone cada día la fecha en inglés. Algunos días  realizamos clases de conversación en las que los alumnos deben describir dibujos, imágenes, o hablar entre ellos sobre una tema sencillo.

Esta metodología trabaja mucho la competencia oral en todas las clases, me parece que es la mejor forma de enseñar inglés a los niños para poder utilizarlo en un futuro.

En clase, tenemos una mascota, es un peluche que se llama Rasi y cada día se lo lleva un niño que se haya portado bien, además el alumno que le toca llevárselo el fin de semana se lleva también el cuaderno de Rasi en el que debe contar las anécdotas que ha realizado con su amigo.

También tenemos el cuaderno de las recetas, cada viernes le toca a un alumno que debe cocinar alguna receta y explicar cómo lo ha hecho. El lunes suele traer lo que ha cocinado a clase y en la hora del almuerzo se comparte entre los compañeros.  

 

Por último, está el libro de las matemáticas, cada viernes se lo lleva un niño, en cada página hay una foto y los alumnos deben inventarse un problema matemático relacionado con la misma.

Sólo llevo dos semanas de prácticas y se me han pasado volando. Os contaré más cosas más adelante.

Lucía Martín-Sacristán,

alumna de 4º de grado en Educación Primaria de MAGISTERIO CEU.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.