La hora del cuento

Sonia Sarañana de prácticas en el Colegio el Socorro

El otro día, después del patio, estuve en clase con la maestra. Con la finalidad de que los niños se relajasen, decidimos contar un cuento en forma de teatro.

Para saber que cuentos conocían, estuvimos preguntándoles cuales les gustaban, de forma que todos pudieran aportar sus ideas al grupo.

Finalmente, entre todos decidimos contar el de “la ratita presumida”.

Para hacer más partícipes a los alumnos, fueron ellos mismos los encargados de ayudarnos a sacar el teatro y darnos las tarjetas.

 Conforme se iba desarrollando la actividad, les hacíamos imitar algún sonido o les preguntábamos cosas para comprobar que estaban atentos.

Además, en alguna ocasión decíamos la frase: “Ratita ratita, ¿te quieres casar conmigo?” y a medida que pasaba el cuento, los niños eran capaces de repetirla.

Fue una actividad muy divertida y atractiva, ya que los niños estaban muy interesados en lo que contábamos, pero sobre todo y lo más importante es que se les veía felices.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.