Consejos para comenzar bien las clases

Han pasado las vacaciones navideñas y algunos estudiantes sienten deseos de comenzar las clases en la Universidad. Sin embargo, puede ser que no tengas tanta ilusión por retomar tus estudios, si eres uno de estos últimos es mejor que le eches un vistazo al siguiente listado de consejos que te ayudarán a empezar el curso con buen pie:

PROGRAMA CON ANTELACIÓN TU DESPERTADOR

En los días previos al inicio de tus clases es aconsejable que programes la alarma para que tu cuerpo se vaya adaptando a esas horas que en vacaciones considerabas intempestivas. De esa forma, levantándote temprano, además de acostumbrarte a no odiar al despertador estarás más despejado y dispuesto a aprender. Al mismo tiempo, levantarte pronto te ayudará a evitar la mala costumbre de acostarte tarde.

ESTABLECE UNA HOJA DE RUTA

El avance que hagas día a día en tus estudios depende de ti y de tu capacidad de organización. Utiliza la agenda académica, fija en el calendario de este nuevo semestre tu nuevo horario de trabajo y estudio y establece una hoja de ruta con unas metas motivadoras y alcanzables.

DIFERENCIA ENTRE MALOS Y BUENOS HÁBITOS

Averigua si tus hábitos son tus aliados o si debes cambiarlos de forma progresiva. No consigues tus metas por esos hábitos perdedores, tenemos que quedarnos con los hábitos ganadores y motivadores que nos ayuden a alcanzar el éxito en nuestros estudios. El S.O.U.A.D. os puede ayudar con técnicas de estudio y herramientas que os ayuden a escoger buenos hábitos, además este servicio de orientación universitaria ofrece cursos de asesoramiento al aprendizaje en torno a temas como el desarrollo de habilidades sociales, el trabajo en equipo, la conducta alimentaria o el pensamiento positivo. Nunca tengas miedo a pedir ayuda.

MOTÍVATE

Tiene que haber motivación para conseguir el éxito en cualquier objetivo que nos planteemos. Planificamos un viaje con ilusión, sus excursiones, sus horarios, etc. ¿Por qué no planificar nuestra vida académica también con tanta ilusión? No hay que enfocarse solo en los resultados, si en tu desarrollo personal y formación y para eso hay que tener actitud y motivación con el trabajo diario, y solo como consecuencia final aparecerán los resultados, con compromiso y persistencia. Piensa que las cosas no suceden por suerte, es el esfuerzo y tu trabajo los que harán posible que consigas buenos resultados.  Si afrontas las acciones con actitud tendrás resultados positivos, y eso alimentará tu autoestima convirtiéndose todo el proceso en un bucle positivo.

PREPARA LOS MATERIALES

No esperes hasta el último día para prepararte los materiales de estudio, búscate una bolsa o maletín para organizar todo el material de clase que sueles utilizar o que te guste más, organízate esas lecturas extra que quieres llevar a cabo este semestre (haber leído sobre la materia que vas a recibir te ayudará a tener una experiencia previa), y date una vuelta por la biblioteca para conseguir con antelación esos libros necesarios que te harán falta en diferentes asignaturas.

NO DESCUIDES TU VIDA SOCIAL

Terminaré advirtiéndote de la importancia que tiene no descuidar tus estudios, obviamente, no tendría sentido decir lo contrario en un listado de consejos sobre como empezar bien el semestre, pero igual de importante es no descuidar la vida social. Mejorar tu entusiasmo y motivación debe ser una de tus prioridades fuera del estudio, al igual que cualquier trabajador, además de tu tiempo de trabajo, también tienes tus  momentos de ocio, tienes que organizar ese tiempo consecuentemente. Aprovecha para hacer deporte, es fundamental y te servirá de evasión y vía de escape para evitar el estrés. Participa en los EVENTOS Y ACTIVIDADES que se lleven a cabo en el centro, aprovecha el tiempo y mantente ocupado en actividades en grupo con personas afines a tus preferencias,  aunque tampoco se trata de pasarse horas enteras en la cafetería.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.