Sufrir un ictus aumenta el riesgo de Deterioro Cognitivo

El Ictus es una enfermedad cerebral, caracterizada por el cese brusco de la circulación cerebral o por la rotura de una vena o arteria cerebral. Cuando se estudian los cerebros de personas con enfermedad de Alzheimer a menudo se aprecia la existencia de lesiones vasculares coexistentes

El Doctor Rafael Sánchez, Jefe de Neurología del Hospital Arnau de la Vilanova de Valencia y miembro de la Cátedra DeCo MICOF – CEU UCH, aborda en este vídeo la relación entre el Ictus y la enfermedad de Alzheimer.

Según explica el neurólogo, la enfermedad vascular cerebral se postula como un factor etiológico primario en la enfermedad de Alzheimer. El cómo se interrelacionan ambas enfermedades no está completamente determinado.

“Lo que sí está claro es que actuar sobre los factores de riesgo vascular (hipertensión, diabetes, obesidad, tabaquismo…) influye de manera positiva en la prevención de la enfermedad de Alzheimer”

¿Cómo podemos prevenir un Ictus?

Tienen mayor riesgo de sufrir un ictus las personas con hipertensión arterial, colesterol elevado, diabetes mellitus, arritmias cardiacas, fumadores o que abusan del alcohol o tuvieron un ictus previo. El ictus es más frecuente en las personas mayores de 65 años.

Una dieta con exceso de sal o grasa animal, el estrés sostenido y la falta de ejercicio también son perjudiciales.

Actuando sobre estos factores estaremos previniendo el ictus.

¿Podemos detectarlo de manera precoz?

El ictus puede presentarse de diversas formas. Debe pensarse en un ictus cuando aparecen de forma aguda, de ahí el nombre de ictus, alguna de las siguientes manifestaciones: pérdida de fuerza o entumecimiento de las extremidades (sobre todo si son las dos del mismo lado),  dificultad para hablar o entender, pérdida de visión de uno o ambos ojos, pérdida de equilibrio o dificultad para la marcha, cefalea no habitual y de gran intensidad.

¿Cuáles son las claves en la rehabilitación de los enfermos?

La rehabilitación debe ser precoz y debe buscarse el objetivo de aumentar la funcionabilidad y minimizar el grado de discapacidad para lograr la independencia y la reinserción social del paciente.

¡Juntos detendremos el avance de la demencia!

¡Nunca es demasiado pronto!!

+ Información: De la A a la Z, factores de riesgo modificables en la enfermedad de Alzheimer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here