¿Cómo afecta el tabaco a nuestra salud mental?

El papel perjudicial que desempeña el tabaco en el desarrollo de un gran número de enfermedades es ampliamente conocido. Entre los efectos adversos del tabaco los más conocidos son los problemas cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades respiratorias. Sin embargo, ¿cómo afecta el tabaco en el desarrollo de la demencia?

La Dra. Consuelo Cháfer, investigadora del Instituto de Investigación Sanitaria (IIS) La Fe y profesora de la Universidad CEU Cardenal Herrera, aborda en el siguiente video la relación entre el tabaco y la demencia.

Según nos explica la Dra. Cháfer, el consumo de tabaco parece afectar al estrés oxidativo y la inflamación, mecanismos que se encuentran relacionados con la enfermedad de Alzheimer. Por otro lado, ha demostrado aumentar el riesgo de ictus, y con ello, el riesgo de desarrollar demencia de tipo vascular.

“Es importante limitar y reducir el consumo de tabaco no solo para las personas fumadoras sino también por el riesgo para los no-fumadores, ya que, al permanecer en ambientes altamente contaminados con el humo del tabaco aumenta la probabilidad de padecer algún tipo de demencia, ha subrayado la experta.

Un estilo de vida saludable frente al deterioro cognitivo

La Dra. Consuelo Cháfer forma parte del grupo de expertos que colabora con la Cátedra para el estudio del Deterioro Cognitivo MICOF – CEU UCH en la campaña «De la A a la Z. Factores de riesgo modificables en la Enfermedad de Alzheimer».

Una iniciativa que pretende dar a conocer a la sociedad las claves de un estilo de vida saludable frente al deterioro cognitivo.

Mediante vídeos divulgativos, difundidos a través de redes sociales, expertos referentes en la atención e investigación de la EA reflexionan sobre diferentes elementos de nuestro estilo de vida que podemos modificar para prevenir la enfermedad de Alzheimer o retrasar su progresión.

+ Información:

De la A a la Z, factores de riesgo modificables en la enfermedad de Alzheimer.

Cátedra DeCo MICOF – CEU UCH, para el estudio del Deterioro Cognitivo.

¡Juntos detendremos el avance de la demencia!

¡Nunca es demasiado pronto!!

Artículo anteriorEstudio nutricional en pacientes con artritis reumatoide y fibromialgia
Artículo siguienteMantenerse ocupado, clave del envejecimiento saludable

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here