Las consecuencias de la inversión de China en África

inversion china en africa

Los alumnos Ana Alonso, Alejandro Borja y Johan David Correa han escrito el siguiente post:

El continente africano constituye un elemento atractivo para la inversión en diversos sectores de la empresa privada del mundo occidental.

La existencia de numerosos recursos de origen natural constituyen elementos esenciales pendientes de explotación, pues la mano de obra y el hecho de que exista un mercado para ello es efectivamente interés primordial por parte de China, siendo necesaria la formación de unas adecuadas infraestructuras para facilitar el transporte a los puntos que sean objetivo de desarrollo.

Es relevante la importancia de las inversiones en construcción, en el sector financiero y en turismo y telecomunicaciones que China tiene para con el continente, con la aprobación y desarrollo de numerosos proyectos con destino a la creación y mejora de infraestructuras, con unas condiciones financieras muy interesantes y con plazos muy asequibles, acordes con los proyectos de inversión que en esta última década se están desarrollando.

También es importante la atención que China ha mostrado al continente europeo a pesar de la globalización que ha dejado bastante relegada en el olvido a éste no explotado continente.

Existen numerosos países africanos que se han visto beneficiados por las ayudas financieras de China, lo que se ha traducido en la consolidación de unas adecuadas reformas sociales y económicas, avaladas por un adecuado sostenimiento en materia de política exterior.

El atractivo africano se encuentra en el punto de mira de otros países desarrollados, como es el caso de las distintas negociaciones que se están llevando a cabo con Japón, con el ofrecimiento de financiaciones que pudieran mermar la crisis del continente. Otra potencia no menos importante es el caso de los Estados Unidos, que con la intervención de sus dirigentes se pretende aumentar las relaciones comerciales con el continente para obtener una adecuada utilización de sus recursos, favoreciendo un crecimiento en su economía. En la zona este de África existen numerosos proyectos de inversión de empresas chinas, tanto en energía como en infraestructuras de transporte. Para la consolidación de todos estos proyectos es fundamental el fomento en la seguridad en el país para evitar posibles conflictos que pongan en peligro  la paz y la estabilidad del sistema, de ello ha de ser el objetivo a nivel internacional por los intereses que a corto plazo se están generando en el continente.

Es a partir del año 2000 cuando China se convierte en la primera potencia inversora y comercial de África. La presencia china en el continente da lugar a una efectiva recuperación de la economía de los países africanos, lo cual conlleva a una remodelación de las infraestructuras de acceso al interior del continente con la creación de caminos, canales, aeropuertos, organismos oficiales, etc. Todo esto ha dado lugar a un aumento en el sector industrial y un aumento paralelo en las exportaciones hacia el país chino, como puede ser el petróleo, minerales, distintos tipos de maderas y elementos para el consumo electrónico.

Es a partir del año 2000 cuando China se convierte en la primera potencia inversora y comercial de África. La presencia china en el continente da lugar a una efectiva recuperación  de  la  economía  de  los  países  africanos,  lo  cual  conlleva  a  una remodelación de las infraestructuras de acceso al interior del continente con la creación de caminos, canales, aeropuertos, organismos oficiales, etc. Todo esto ha dado lugar a un aumento en el sector industrial y un aumento paralelo en las exportaciones hacia el país chino, como puede ser el petróleo, minerales, distintos tipos de maderas y elementos para el consumo electrónico.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta la existencia de una posible explotación sin límites por parte de China, debido a su posición de hegemonía frente al continente africano, favoreciéndose de la gran fuente de recursos inexplotados y de la gran cantidad de mano de obra barata, a lo cual se le suma la gran inestabilidad política de los países africanos, por consiguiente  esto ha llevado a que determinados colectivos consideren que se está haciendo “una especie” de invasión en África, como consecuencia de la explotación de los recursos naturales y la existencia de un posible colonialismo.

No obstante, otros aluden que esta situación ha originado que el continente se vea liberado sucesivamente de la precaria situación financiera en la que se encuentra sumido. Las continuas negociaciones con los países occidentales dan lugar a que los recursos originarios del país sean adecuadamente explotados y llevar a cabo nuevos proyectos, aspecto que no se ve favorecido en el terreno del empleo y de la pobreza generalizada.

El crecimiento comercial entre los países China y África se traduce en una excelente oportunidad para los países africanos, y no únicamente en lo que se refiere a la exportación de elementos energéticos y minerales, sino también a las importaciones de los bienes de consumo chinos. Todo esto permite la reactivación de los mercados reducidos .

El país asiático aprovecha las sinergias comerciales para la introducción de productos chinos en el comercio africano, traduciéndose en un prolongamiento del crecimiento económico y, por tanto, la determinación de su posición geopolítica y mundial.

Asimismo, en lo referido a las exportaciones de origen africano, estas han dado lugar a una considerable reducción del endeudamiento externo, que se traduce en sucesivas interrupciones de petición de créditos al Fondo Monetario Internacional

En suma, la gran importancia que está cobrando el gigante asiático en el continente africano tiene variadas consecuencias tanto positivas como negativas. El paso del tiempo llevará a constatar por cual de ambos lados se decantará la balanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.