El auge de los populismos y su fundamento económico

Populismo

Los alumnos Pablo Llopis Marques, Alejandro Garcia Salarich, Javier Guiral Albareda y Bassam Hanna han escrito el siguiente post:

“Cuando hablamos de populismo, nos referimos a un concepto político que permite hacer referencia a los movimientos que rechazan a los partidos políticos tradicionales y que se muestran, ya sea en la práctica efectiva o en los discursos, combativos frente a las clases dominantes. Este término tiene sentido peyorativo ya que hace referencia a las medidas políticas que no buscan el bienestar o el progreso de un pais, sino que tratan de conseguir la aceptación de los votantes sin importar las consecuencias.

Los movimientos populistas que históricamente nos son más recientes, son los de los totalitarismo a del S.XX, donde cabe destacar el nazismo, que fue producto del nacionalismo burgués, del chauvinismo y de la contrarrevolución antisoviética. Esta epoca se caracterizó por la visión del partido nazi del “otro” como enemigo, tan propia del populismo, que dio pie a la aparición de purgas y soluciones finales, y a la exaltación del nacionalismo viendo como representante del peligro todo lo extranjero.

Hoy en día en el continente europeo desde el éxito de syriza en las elecciones griegas se ha puesto el foco mediático  en un fenómeno que ya había sido anticipado por el éxito de otros partidos en las elecciones europeas, como Podemos en España o el Frente Nacional Francés. Cabe destacar los elementos que indiferentemente de la ideología de los partidos populistas de toda Europa les hacen coincidir en varios aspectos: el primero es su arraigo, que no depende de la realidad coyuntural; en segundo lugar cabe destacar la creciente brecha entre los discursos y medidas de acción contenidas en sus programas políticos y las posibilidades de realizarlas con éxito; por último un tercer rasgo definitorio de los populismos europeos es su abierto y descarado abuso de los principios, normas e instituciones que sustentan la democracia y el estado de derecho, para potenciar sus estrategias de asalto al poder e instauración de modelos autocráticos de gobierno.

Fuera del continente europeo en la mayoría de los casos son un virus que se encuentra dentro de los sistemas democráticos, y se ha desarrollado en los últimos años en países como EEUU, Venezuela y Bolivia.

En EEUU con el inicio de la carrera presidencial en 2015 aparecieron en ambos partidos candidatos de carácter populista: en el partido demócrata emergió la figura de Bernie Sanders, cuya figura no ha trascendido pus la candidata demócrata fue Hillary Clinton; en el partido republicano entró con fuerza el conocido magnate Donald Trump situado en un populismo de derechas cuyo ideario se basa en la renegociación de las relaciones entre Estados Unidos y China y los acuerdos de libre comercio como el TLCAN, la Asociación Transpacífica, etc.

Otro caso a destacar es el de Venezuela, donde desde que Chávez tomó el poder hace 20 años, la situación del país ha variado mucho. En sus inicios promovió un populismo de izquierdas que parecía el salvador del sistema democrático, pero lo cierto es que tras esa ideología populista que se ha intentado promover tanto por Hugo Chávez como por el actual mandatario Nicolás Maduro, se esconde un sistema dictatorial y autoritario en el que se transfieren poderes democráticos de unos organismos a otros en función de lo que convenga por orden del gobernador anulando el sistema, o se encarcela a líderes opositores sin ningún argumento fundamentado.

Por último en Bolivia persiste otro gobierno populista de ideología socialista encabezado por Evo Morales que se instauró y tuvo sustento en una época de bonanza económica basada en los buenos precios internacionales de las materias primas como el gas o los minerales y también de los productos agrícolas.

En cuanto al futuro próximo y a largo plazo de los populismos, el brexit es el principal proceso largoplacista para Europa y Reino Unido. Según el Fondo Monetario Internacional, las economías del Reino Unido y Europa van a ser severamente afectadas por el referéndum que se celebro el día 23 de junio del año 2016, hace 11 meses. Esto provocó un cambio de gobierno en Gran Bretaña que desviará el futuro de las islas Británicas. El FMI afirma que a [1]consecuencia de este suceso, el crecimiento mundial tendrá que ser forzado a que las autoridades del ámbito económico intensifiquen los sistemas bancarios e inicien reformas para afrontar lo que depara el futuro.

Así pues en base a este análisis hemos podido comprobar que los populismos surgen en épocas de  crisis económicas, sociales y políticas y excepto en países con escasa cultura democrática no llegan a ningún puerto, y en aquellos que alcanzan el poder, o acaban por moderarse y no ser tan radicales o terminan por arruinar el país y establecer un sistema  dictatorial.”
 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.