Revolución tecnológica: una nueva visión de la abogacía

La revolución tecnológica y la tecnología de la información y la comunicación ya está presente en el sector jurídico ofreciendo una nueva visión de la abogacía.

El pensamiento jurídico nunca ha sido ajeno a la novedades y exigencias de la era de la información, determinantes en el avance social. Cuesta imaginarse sectores como el de la medicina o el de la educación podrían funcionar sin los avances tecnológicos y más aún en tiempos de pandemia… Siendo cada vez más significativa la interacción entre el derecho y la tecnología con una importante implicación por parte de los distintos operadores jurídicos dando lugar a una nueva disciplina: el derecho tecnológico.

¿Qué es el derecho tecnológico?

El derecho tecnológico, también llamado derecho de la información, es una rama jurídica referida al conjunto de normas de carácter legal que regulan las relaciones de los ciudadanos fundamentadas en el uso de las nuevas tecnologías.

Tecnología Jurídica
Tecnología Jurídica

¿Cómo afectan las TIC en las relaciones humanas?

La revolución tecnológica ofrece una nueva visión de la abogacía y ha restructurado las relaciones humanas permitiendo desarrollar vínculos a nivel nacional e internacional, aplicando esta nueva disciplina jurídica en el ámbito civil, penal, laboral, mercantil, siendo un claro ejemplo la compraventa a través de internet.

La aplicación de las nuevas tecnologías en el ámbito del derecho ha permitido grandes avances y la necesidad de adaptación a nuevos retos y situaciones. Así, gracias a las nuevas TIC los operadores jurídicos han podido desarrollar páginas web automatizadas con un portal de información muy amplio para el cliente, los notarios pueden presentar telemáticamente y de manera inmediata una copia electrónica de las escrituras al Registro de la Propiedad, entre otros.

Ante esta rápida extensión de las técnicas de la información y comunicación, y el intercambio cosmopolita de tan variada información, se plantea a esta nueva sociedad informatizada una compleja tarea en el control electrónico de la documentación de identificación, en el proceso informatizado de los datos fiscales, sanitarios, educativos, laborales, las transacciones comerciales realizadas con tarjeta de crédito, así como la reserva de viajes…. Realidad que somete al ciudadano a una vigilancia continua e inadvertida.

Técnicas de la información y comunicación.
Técnicas de la información y comunicación.

La automatización en el sector legal.

El avance tecnológico ha impuesto la automatización de las profesiones.

Francisco Gálvez, abogado y creador de la empresa Retrasos Vuelos, compartió con los alumnos del grado en derecho de la Universidad CEU-UCH su experiencia sobre como las nuevas TIC le habían permitido automatizar su empresa de manera que la comunicación con sus clientes se ha vuelto más rápida, eficiente e incluso cercana, atendiendo siempre a la sencillez, la transparencia y la profesionalidad a través de las denominadas “macros”.

¿Qué son los macros?

En la ciencia de la informática, el término macro es la abreviatura de macroinstrucción. Son una seria de instrucciones que se acopian para que se puedan ejecutar de forma secuencial con una solo orden de ejecución o una combinación determinada. El uso de estas macros en apps como outlook, excell, trello o invoice han permitido organizar proyectos de forma más eficiente, comunicarse con los clientes de manera que en todo momento tengan conocimiento del estado de trámite de su solicitud.

Automatización del derecho
Automatización del derecho

La existencia de trámites jurídicos que constituyen actividad automatizable.

En el ámbito jurídico la automatización exige contar con gestores documentales, plantillas de documentos variados y dinámicos, herramientas de análisis que facilitan la labor del letrado y sean sencillas y accesibles al ciudadano. Sin embargo, no hemos de olvidar que estas herramientas siendo necesarias ante los nuevos avances de la información y comunicación, requieren de la intervención letrada que supla la falta de interrelación entre las distintas partes del proceso no estandarizadas en tanto que los juristas que desarrollan los softwares de automatización legal garanticen la precisión para evitar la inepcia jurídica que la automatización legal pueda ocasionar.

La CEU-UCH agradece al letrado Francisco Gálvez el compartir con los estudiantes del grado en derecho la importancia de la adaptación del derecho a la automatización jurídica. Asimismo a Enrique Roger, alumno de 1º curso el acercar su impresión sobre la formación recibida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here