El día a día de una lobbista

Blanca Sánchez, lobbista y antigua alumna de la CEU-UCH. Tras ella la magnífica vista del Despacho Alonso y Asociados, con el Parlamento Europeo al fondo
Blanca Sánchez, lobbista y antigua alumna de la CEU-UCH. Tras ella la magnífica vista del Despacho Alonso y Asociados, con la Comisión Europea al fondo

Lobbista, EU advisor, o consultora en asuntos europeos e internacionales: diferentes formas de llamar a Blanca Sánchez Mir, la antigua alumna del CEU-UCH que vive su día a día en el corazón de Europa. La hemos entrevistado, y ha dejado clientes, Directivas, Reglamentos, y su asiento en el Parlamento Europeo para contarnos cómo es el día a día de esta profesión tan interesante como desconocida en el mundo jurídico. También ofrece de valiosos consejos para los estudiantes, y nos cuenta anécdotas como su experiencia en los atentados de Bruselas.

-¿Qué estudios cursaste en el CEU?-

Finalicé mis estudios de Grado en Derecho en 2015. Antes de estudiar Derecho completé dos cursos de ADE en la Universidad de Valencia. El curso 2014/2015 estuve de Erasmus en Bruselas.

A lo largo de mi formación académica he hecho cursos de verano en la Universidad Complutense de Madrid y otros relacionados con los idiomas francés e inglés en el entorno empresarial.

Sin embargo, mi vocación internacional viene de mucho más lejos. En 4º de la ESO pasé tres meses estudiando en un internado en Inglaterra, donde conocí gente de muchos países y empezó mi interés por conocer otras culturas e idiomas. En segundo de Bachiller decidí seguir mi trayectoria internacional y cursé mi último año de colegio en el Liceo Español de Londres.

Aunque me encanta mi país, siempre supe que mi sitio, al menos durante unos años, estaría fuera. Por eso, cuando vi la oportunidad que me brindaba el CEU dándome la opción de irme de Erasmus no me lo pensé dos veces.

-¿Cuál es tu puesto de trabajo?- 

Soy consultora en asuntos europeos e internacionales en Alonso & Asociados, un despacho de consultoría, representación y gestión de intereses en Bruselas, donde me ocupo principalmente de asesoramiento regulatorio, relaciones institucionales y public affairs en los sectores agro-alimentario y también de materiales de construcción para una serie de asociaciones y empresas de todo el mundo (España, Brasil, Canada, Kazajstán…)

blanca-sanchez-el-dia-a-dia-de-una-lobbista-ceu-uch
Blanca Sánchez en el Parlamento Europeo

-¿Cómo se ha desarrollado tu trayectoria profesional hasta llegar a desempeñar tu puesto de trabajo actual?-

Durante mi Erasmus en Bruselas, realicé un cuatrimestre de Erasmus Estudios, en (EPHEC Haute Ecole), y el segundo cuatrimestre lo dediqué a hacer el prácticum. Realicé las prácticas en el Despacho en el que trabajo actualmente, y aunque todo comenzó como unas prácticas, mi buen hacer convenció a mis jefes, quienes me hicieron una oferta que no pude rechazar al concluir mis prácticas, y así me incorporé al trabajo.

-¿Siempre supiste que querías ser lobbista?-

Realmente no, de hecho, nunca me lo había planteado hasta que empecé las prácticas, pero cuando empecé a trabajar el día a día del despacho me pareció muy interesante. Me entusiasma trabajar en temas tan diferentes a lo largo de un mismo día (tengo clientes de sectores muy variados, lo que me obliga a estar al día en temas tan diferentes como la regulación agraria o la salud pública). Además, es un trabajo que engancha.

Cuando empecé no era consciente de la complejidad de las Instituciones de la UE, y de la inmensa importancia que tiene su actividad en materia de regulación. Cuanto más aprendo sobre estos temas, y sobre los entresijos de la UE, más quiero saber, y más disfruto haciendo mi trabajo.

-¿Cómo es tu día a día en el trabajo?-

Tengo que estar al día y seguir todos los debates regulatorios y políticos que suceden en Bruselas y que afectan a mis clientes. Como es la sede principal de la UE, hay mucho movimiento de debates. Mucha de la legislación que afecta a mis clientes proviene de decisiones de la UE, ¡en algunos casos hasta el 80%! También tengo que trabajar con Organismos de las Naciones Unidas en Ginebra, ya que sus resoluciones y convenios tienen gran impacto en la actividad económica de mis clientes. Esto hace que esté siempre en reuniones, debates, haciendo informes, analizando anteproyectos legislativos, asesorando… ¡Hasta tengo mi propia acreditación para entrar al Parlamento Europeo!

La acreditación de Blanca Sánchez para el Parlamento Europeo
La acreditación de Blanca Sánchez para el Parlamento Europeo

– Los 3 aspectos más positivos de tu trabajo y los 3 más negativos –

Como aspectos positivos, destacaría en primer lugar es un trabajo muy dinámico y tiene mucha influencia real en la actividad de las empresas. Los clientes agradecen muchísimo el asesoramiento que reciben en materias que muchas veces escapan a los conocimientos y medios de sus propios asesores legales. Esa confianza me ayuda a crecer profesionalmente y a exigirme el máximo rigor. También destacaría que en este puesto tengo bastante flexibilidad horaria.

Y por último, que en este trabajo estás en constante evolución. Cada día aprendo un millón de cosas nuevas, sobre materias de todo tipo, y de profesionales muy competentes. Trabajar en el epicentro de la política europea es un privilegio.

Por otro, como aspectos negativos, destacaría, en primer lugar, uno que es consecuencia del último aspecto positivo: el precio que hay que pagar por vivir en otro país. Aunque tras casi dos años en Bruselas ya estoy completamente adaptada a la vida belga, sigue siendo duro no disfrutar del clima mediterráneo, o de algunas costumbres españolas que se echan mucho en falta aquí. También destacaría que, en ocasiones, trabajamos a contrarreloj, y me gustaría tener más tiempo para estudiar algunos temas con mayor profundidad, lo que no es siempre posible, teniendo en cuenta que los clientes necesitan las informaciones cuanto antes.

-¿Alguna anécdota?-

Como mis clientes son de muchas partes del mundo, los horarios son diferentes. Me ha tocado coordinar estrategias y defensas jurídicas en países como Nepal. Tenía que programarme bien porque con la diferencia horaria, solo tenía apenas unas horas para lidiar con los abogados nepalíes, ya que luego ellos terminaban su jornada laboral… Con los nepalíes además vivimos momentos de incertidumbre cuando el año pasado ocurrió el terremoto en katmandú y no respondían a los emails ni llamadas. Finalmente todo se quedó en un susto y estaban bien aunque el caos de la ciudad dificultó su incorporación al trabajo.

Un día que tampoco olvidaré será el 23 de marzo cuando ocurrieron los atentados de Bruselas. Esa semana venían los clientes brasileños a Bruselas para acudir a reuniones en la Comisión y asistir a una serie de eventos y conferencias organizadas durante esos días. Llevábamos meses organizando su visita, intentando coordinar cada una de las reuniones en la Comisión en sus diferentes Direcciones Generales (DG AGRI, DG TRADE, DG SANTE…) una comida con la Embajadora de Brasil ante la UE, y que a su vez pudiésemos asistir a la conferencias y eventos. Llegaron el 22 de marzo y nos reunimos con ellos para hablar de la agenda del día siguiente. La agenda del día 23 empezaba a las 9 de la mañana: asistiríamos al “Forum for the future of Agriculture”, después comeríamos con la Embajadora de Brasil, y por la tarde tendríamos dos reuniones en la Comisión Europea.

El día 23, cuando me levanté ya habían explotado dos bombas en el aeropuerto de Bruselas, pero yo no vi las noticias, por lo que no me enteré. Ajena a todo y pensando que era un día como otro cualquiera cogí el metro en dirección hacia el centro. Como cada mañana, cogí la línea 5 que es la que conecta mi barrio con el centro. Para asistir a la conferencia de ese día tenía que bajar en la estación de Gare Central. Sobre las 8.50 pasé por la estación de Malbeeck y me bajé tres paradas después. Solo 20 minutos después de que yo pasará por ahí, a las 9.11 de la mañana, explotó la tercera bomba del día en el vagón de un metro cuando pasaba por la estación de Maelbeeck. A esa hora yo ya estaba dentro de la conferencia y no me enteré, sobre las 9.30 empezaron a desalojar el salón de actos y comenzó el caos. Nadie sabía lo que pasaba, pronto empezábamos a enterarnos de las noticias, todos recibíamos whatsapp de nuestros familiares y amigos para saber si estábamos bien, intentábamos leer en periódicos online lo que había pasado, queríamos saber.

“Ha habido un triple atentado en la capital de Europa, de nuevo el Estado Islámico ataca occidente”. Las líneas telefónicas estaban saturadas por lo que no podíamos llamar y eso dificultó mucho más las cosas. Todos estábamos nerviosos, intentábamos atender los mensajes que recibíamos de España, pero también queríamos saber cómo estaban nuestros amigos y conocidos que viven Bruselas.

La primera hora hasta que localizamos a todos los conocidos y supimos que estaban bien fue complicada. Como las líneas de teléfono estaban saturadas a algunos nos costó más que a otros localizarlos, por lo que fueron momentos de estrés y tensión. Una vez todos localizados, nos quedaba intentar saber qué iba a ocurrir con la agenda de esa semana.

Como era de esperar todo se canceló, lo que llevábamos meses preparando tendría que ser pospuesto para otra ocasión. Los clientes de Brasil, todavía con el susto en el cuerpo, cogieron al día siguiente el primer vuelo que pudieron (desde Ámsterdam ya que el aeropuerto de Bruselas estaba cerrado) para volver a su país y aún queda pendiente repetir todas estas reuniones. Un día triste que esperemos no se vuelva a repetir ni aquí en Bruselas ni en ninguna otra ciudad.

blanca-sanchez-el-dia-a-dia-de-una-lobbista-ceu-uch-3
Blanca Sánchez escribiendo su mensaje de condena a los atentados de Bruselas

-¿Qué te aportó estudiar en el CEU?-

El CEU me dio una formación sólida y unos conocimientos que me han valido de mucho en mi trabajo. Con ello cogí rápidamente seguridad y pude poner en práctica todo lo aprendido durante la carrera. Además, hice muy buenos amigos. Tengo un gran recuerdo de la vida social en la carrera.

– 3 Consejos para todos los estudiantes de Derecho –

  1. -Les diría que la vida es un 10% lo que haces y un 90% cómo te lo tomas.
  2. Aprendemos de los fracasos, no de los éxitos.
  3. -Y por supuesto, que la mejor manera de hacer que nuestros sueños se hagan realidad, es despertar y comenzar a luchar por ellos.
  4. si me permite un cuarto consejo: VIAJA.

– ¿Qué les dirías a los alumnos que se plantean seguir tu camino como lobbista o experto en UE? –

Les diría lo que dijo una vez Napoléon: “Diez personas hablando hacen más ruido que diez mil en silencio“.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.