Las palabras que te llevas en el corazón

XXII Promoción de Graduados en Comunicación Audiovisual

Imposición Beacs CAV-PUB 3

La Imposición de Becas es un acto académico que sirve para cerrar un ciclo en vuestra vida, es el momento de la despedida, ya os vais a incorporar al mercado laboral y dejáis atrás las aulas. Después de cuatro años de carrera en la que se ha convivido y compartido mucho tiempo, donde se ha trabajdo en equipo, donde se han hecho buenos amigos e incluso amigos para toda la vida, la imposición de becas marca un punto y aparte, pero no un punto final.

Aquí os dejamos las bonitas palabras de vuestro Padrino de Promoción, Joaquín Ruiz Quintanal, llevadlas siempre con vosotros junto con todas las experiencias vividas estos años.

¡¡Os deseamos el mejor de los futuros!!!

XXII Promoción CAV

Os dejamos …

… Las palabras que te llevas en el corazón.

Imposicion Becas CAV-PUB 1

“En primer lugar y como no podía ser de otra forma saludar a la Vicerrectora de Estudiantes y Vida Universitaria, al Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación, a los Vicedecanos de las tres titulaciones, al Secretario Académico, a los estimados profesores y compañeros, al personal de Administración y Servicios y por supuesto a los queridos alumnos y familiares así como agradecer la oportunidad de apadrinar de alguna forma, la mejor que pueda espero, a esta nueva generación de jóvenes, estudiantes y ya casi casi profesionales.

Lo cierto es que para mí es muy especial estar hoy aquí, porque de alguna forma se van conectando los puntos que he ido dejando por el camino. No hace mucho tiempo, realmente  muy poco tiempo, estaba ahí sentado, donde estáis vosotros, graduándome por la Universidad Cardenal Herrera CEU tras pasar unos cuantos años estudiando Comunicación Audiovisual.

Fueron años intensos y seguro… que de los más especiales de mi vida. En seguida entré en el mundo profesional, en el sector audiovisual y cada vez de una forma más especifica en el mundo de la publicidad. Poco a poco iba creciendo como freelance y realizando trabajos de mayor envergadura, nunca trabajé en nómina para una productora, siempre como autónomo, decidí no buscar trabajo sino inventármelo y en esas estaba cuando tuve la suerte años más tarde, de volver al CEU esta vez en calidad de profesor asociado para compartir aula con muchos de vosotros y de verdad que ha sido una suerte.

Mientras tanto mi papel como freelance acabó desembocando en la creación de un espacio singular y muy especial para mí, Montaña Studio que actualmente dirijo y que pretende ser un experimento de productora audiovisual con un peso muy grande en el departamento creativo. Una productora al fin y al cabo que muta en forma y en sentido respondiendo a las condiciones de un sector que no para de cambiar y al que hay que adaptarse constantemente.

Y hoy estoy aquí para, de alguna forma, daros la bienvenida a este extraño sector, a lo que en clase algunas veces llamamos la vida real, que al fin y al cabo es la única que hay y la que os estará esperando a partir de mañana mismo. Sí amigos, mañana mismo o mejor… ya mismo. Ahora mismo. No esperéis ni un solo segundo, el mejor momento para hacer las cosas es ahora. No porque sea mucho mejor que antes o después. Es porque es el único momento que realmente tenéis. Ahora. Así que por favor, aprovechadlo, aprovechadlo a muerte, a fuego. Somos, sois la generación del instante.

No esperéis a nada, ni nada de nadie, porque nadie está pendiente de quien no tiene nada que hacer ni mucho menos de quien no demuestra que quiere hacerlo.

Cuando salgáis ahí fuera no os dejéis amedrentar por la exigencia de la experiencia, la inmediatez es el nuevo estado de las cosas. La experiencia ya no es un grado, sino una cuenta atrás. Y en eso vosotros tenéis toda la ventaja que el tiempo os puede dar.

Que no os asusten los tiempos que corren, que si el sector está mal, que si esto ya no es lo que era, que si tal y que si cual… que no os engañen, vivimos la época en la que más audiovisual se consume de la historia, nunca antes hemos convivido con tantas marcas, y nunca la necesidad de comunicar ha sido tanta. Tenemos los mejores medios, los canales propicios  y un público que devora audiovisual en todos su formatos ya sea ficción, publicidad, branded content, realidad virtual o cualquiera que sea el próximo formato que llegue. Que el sector es inestable, claro que sí, y mucho, porque muta y cambia y se regenera constantemente, pero eso nunca ha sido necesariamente una pega, es más, para vosotros debería ser una ventaja, un estimulo, una provocación.

Tenéis mucha suerte como generación. Habéis nacido como profesionales en el momento más inestable de nuestro sector… Qué suerte, qué suerte tenéis.

Os quiero hablar de Japón, si Japón, la isla del Pacífico norte. Sufre más de 5.000 movimientos sísmicos al año, vamos… terremotos. Al menos eso es lo que dice la Wikipedia (lo siento si no es académicamente científico, pero estas son las fuentes de nuestra generación). Seguramente Japón sea el terreno más inestable del mundo. Pero sus edificios… los rascacielos de Tokio son los más estables del mundo, tienen cimientos a prueba de terremotos, paredes con un alto grado de flexibilidad, pilares móviles… Es casi imposible tumbar un edificio japonés porque precisamente en la tierra más inestable del mundo han surgido, como es natural, los edificios más estables del mundo.

Vosotros sois edificios japoneses.

La inestabilidad es vuestro estado natural, no conocéis otra cosa, lo tenéis interiorizado y ahora vuestros cimientos son flexibles y resistentes al cambio por definición. No necesitáis que nadie os diga “Be water my friend” porque ya os viene de serie. Porque tenéis asumido que todo cambia constantemente, que no se da nada por sentado, que lo que vale hoy ya no vale mañana y mucho menos pasado. Que no buscáis un sitio donde “currar” para toda la vida, que os gusta moveros, que no queréis un empleo, que el sector cambia, pero vosotros también, que disfrutáis tanto con el proceso como con el resultado, queréis apagar el fuego de la comunicación que lleváis dentro, queréis contar historias, ayudar a marcas, realizar videoclips, rodar cortos, largos, contar historias. Al fin y al cabo… comunicar. Y comunicar es de una forma hoy, pero de otra muy diferente mañana. Habéis naturalizado la inestabilidad, que suerte tenéis, que envidia me dais.

Ahora empieza todo, ahora empieza lo bueno. Seguramente olvidéis mucho de lo aprendido todos estos años, es inevitable, pero eso sí, acordaos de pensar por vosotros mismos, de tener capacidad crítica, de exigiros ser cada día lo mejor. Aprended a tomar decisiones, equivocadas o acertadas, pero nunca os dejéis llevar por la marea, pensad, decidid y asumid las consecuencias.  Y que vuestra obsesión sea mejorar, nunca os acomodéis o penséis que ya habéis llegado a donde teníais que llegar. Porque como decía el padre de un buen amigo mío, si no mejoras… empeoras.

Pero a la vez debéis encontrar el equilibrio, no os convirtáis en ratones de oficina, no acabéis siendo un puesto de trabajo, ni una nómina. Nunca convirtáis vuestra pasión en negocio, porque un negocio no es otra cosa que la negación del ocio. Una parte fundamental de nuestro trabajo es vivir la vida, sed unos vividores buenos, de los que exclaman agotados “pero que intensa es la vida”. No os lo digo para ganarme vuestro favor. Nosotros nos dedicamos a contar historias, ya sea en forma de spot, de gráfica, de cuña, de corto, de videoclip o de documental. Y esas historias van sobre la vida, así que más os vale que si tenéis que pensar una campaña para una marca de cerveza, os halláis bebido unas cuantas antes, si tenéis que realizar un spot de Ikea os halláis enfrentado a una buena mudanza y que si tenéis que guionizar un corto sobre el amor más os vale que os hallan roto el corazón al menos un par de veces. Vivid la vida de forma intensa y sin respiro, porque las historias que contamos siempre, y digo siempre sin excepción, van sobre el amor, el odio, el triunfo, el fracaso, los amigos, la familia… van sobre la vida. Que cuando os pongáis a escribir halláis sentido en vuestra propia piel el vacío que deja la falta de un amigo cercano, el torrente de electricidad que sientes cuando a las siete de la mañana te besa inesperadamente la chica que te gusta o el dolor bochornoso del puñetazo que te da el novio de la chica que te gusta por pasarte de listo.

En definitiva no paséis de puntillas por la vida, no solo por el simple hecho de disfrutar, que también, sino porque en nuestra profesión la vida es la materia prima de nuestra creatividad, sea la que sea.

A partir de ahí entra a trabajar todos los días el primero y lárgate siempre el último. A partir de ahí, deja que tu actitud construya tu aptitud.

Encuentra algo que crear que merezca estar en este mundo, que la gente quiera ver, leer, escuchar o experimentar y vete a por ello. Ya sea para ti, o para una marca, que más da, has encontrado algo que merece la pena crear.

Y el éxito ya llegará, seguro, tranquilos. El éxito no es un gran sueldo, no es un puesto ejecutivo ni tampoco premios en grandes festivales, el éxito es que aquellos a lo que has decidido admirar en tu vida (tu abuela, tus amigos, tu madre, tu jefe, tu profesor…) algún día, te admiren a ti.

Y dicho todo esto, que no se os olvide la regla fundamental en esta historia de publicidad y audiovisual. Divertíos, divertíos mucho. Así tendréis más posibilidades de triunfar. Aunque solo sea por una razón, pensad que la mayoría no lo hace.

Así que bienvenidos colegas, bienvenidos a este sector tan cambiante como adictivo, recordad traer vuestra pasión intacta, seguid inquietos en vuestras sillas y nunca dejéis de crear, de contar historias y de comunicar.

Estoy seguro que en nada comenzaremos a trabajar juntos, y tengo claro que aprenderemos mucho de vosotros.

Gracias!”

Joaquín Ruiz Quintanal.

Imposición Becas CAV-PUB 2

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.