Virus, mascotas y animales de experimentación

¿Pueden contagiarse o contagiarnos las mascotas con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2?

La respuesta a la pregunta es que dependerá de tu mascota. Si tu mascota es un ratón no, si tu mascota es un gato, entonces, sí podrá contagiarse. La biología de todos los animales, incluidos los humanos, determina el tipo de relación que tendrán con el virus, incluida su probabilidad de contagio y evolución de la enfermedad.

El virus necesita células para replicarse, y siempre que se le permita las utilizará, sin considerar el animal que las alberga. Igualmente, si pueden los coronavirus pasarán de un animal a otro. Los distintos coronavirus identificados en humanos son de origen animal, pasaron entre animales y alcanzaron a los humanos, un proceso conocido como zoonosis, para conocer mejor la zoonosis entre los  coronavirus y humanos os dejo esta noticia.

Por lo tanto, los coronavirus se transmiten entre animales. El título de mascota no hace especial al animal, al menos no desde un punto de vista biológico, como tampoco ocurre con el título de humano.

En relación al nuevo SARS-CoV-2 y las mascotas, diferentes publicaciones han aparecido recientemente, por ejemplo,  la prestigiosa revista Nature señalaba que los gatos serían más susceptibles a contagiarse que los perros u otras especies. Entre las fuentes citadas destaca un trabajo donde se inoculó el virus a cinco gatos, seis días después dos de ellos fueron sacrificados, para analizar el rastro del virus, y, el resto convivieron con gatos no infectados, para ver si se contagiaban entre ellos. El experimento, como suele ser habitual, presenta limitaciones, por ejemplo, la dosis de virus utilizada fue muy alta y única, tampoco se detallaron las condiciones de estabulación entre los gatos con virus y sin virus, de hecho, no pasó la clásica revisión por pares de las publicaciones científicas. Pero, teniendo en cuenta dichas limitaciones, el artículo indicó que los gatos se infectaron con el tratamiento y entre ellos, aunque no mostraron síntomas graves, y desarrollaron anticuerpos. Partiendo de este trabajo y apoyándose en expertos varios, la conclusión del artículo fue la siguiente: las mascotas no son consideradas un vector relevante en la pandemia, nosotros, por otra parte, sí lo somos, ni tampoco hay datos que sugieran que vayan a fallecer por COVID-19.

Recientemente, diversos medios, como por ejemplo el New York Times, nos revelaron que un tigre del zoológico del Bronx se había infectado por SARS-CoV-2, el joven tigre, de cuatro años, mostró síntomas y no fue el único felino con letargia y poca hambre. De nuevo la noticia citaba el experimento anteriormente comentado, y sumaba otro trabajo experimental, en el cual se analizó la presencia de anticuerpos en una población de gatos de Wuhan, tanto antes como después de la explosión de COVID19, y, de nuevo, se consultó la opinión de diferentes expertos. Las conclusiones volvieron a coincidir, dependiendo de la especie la susceptibilidad y la sintomatología difieren, en concreto los gatos pueden contagiarse, este hecho no es nuevo, anteriormente había sido documentado el contagio de gatos con otros coronavirus y sintomatología.

Si deseáis conocer más opiniones, otros profesores han realizado comunicaciones al respecto, pero, en general, todas las comunicaciones parten de las mismas fuentes, ninguna de las cuales reporta la infección de gatos a humanos, algo que no parece fácil de testar, y todas comparten la mismas conclusiones generales. No hay todavía mucha información, queda por delante mucha investigación, pero no hay que disparar las alarmas, ni tampoco relajarse, y menos aún comenzar un apartheid felino.

La convivencia entre humanos y animales presenta un amplio abanico de versiones, más allá de las mascotas y animales de zoo, existen otros tipo de relaciones que al analizarlas nos ayudan a comprender la relación entre los virus y los animales. Por ejemplo, los animales que se utilizan en investigación, los conocidos como modelos animales de experimentación, que, sin duda, tendrán que versarlas con el virus.

Y, cuando hablamos del SARS-CoV-2, ¿qué animal será utilizado para investigar el SARS-CoV-2? parece que los hurones serán uno de los elegidos.  Los roedores, ratones y ratas, son los animales de experimentación de referencia, pero no se infectan con SARS-CoV-2, como comenté al principio la biología del animal determina su relación con el virus, el coronavirus utiliza unos receptores celulares específicos del hospedador, unos amarres particulares donde poder anclarse y comenzar el contagio, pues parece que los amarres ACE2 o BSG del ratón no le valen al nuevo coronavirus. Pero los pobres ratones no se salvan, se han desarrollado cepas transgénicas que expresan el receptor ACE2 de humanos, es decir ratones modificados genéticamente para expresar nuestros receptores, ratones que sí se infectan y mueren por el coronavirus. Estos modelos nos permitirán avanzar en el desarrollo de nuevas terapias y en el conocimiento del virus, para aprender más sobre estos modelos animales, sobre genética y sobre experimentación animal, recomiendo el siguiente artículo

Sin embargo, modelos transgénicos aparte, en principio, los hurones son el modelo natural más solicitado para las investigaciones con el nuevo coronavirus. ¿Por qué lo hurones? Porque se contagian y muestran una sintomatología similar a la nuestra, incluyendo décimas, letargia, incluso tos, los ratones no llegan a esos extremos, los hurones se recuperan en unos 10-12 días, incluso con afectación pulmonar, por su parte, los ratones transgénicos mueren antes de alcanzar los 10 días de infección y, además, los hurones son fáciles de criar, en comparación, por ejemplo, con chimpancés o con humanos. En resumen, los hurones son las cobayas naturales preferidas para la experimentación con SARS-CoV-2, pero no les pilla de nuevas, dado que ya han sido utilizados para investigar otros virus, incluidos otros coronavirus o el virus de la gripe.

La historia ha demostrado que la relación con los humanos es el factor más determinante para la mayoría de las especies animales. Por esa razón, el título de mascota no aporta ninguna ventaja biológica, pero sí aporta una vida media más larga y una mayor tasa de supervivencia. Por su parte, el uso de animales de experimentación está muy regulado, un avance de nuestra época, que, entre otros aspectos, regula un uso justificado y las condiciones que garantizan el bienestar animal. Ambos grupos de animales muestran especies que se infectan con diferentes tipos de coronavirus.

Para terminar, recordemos que un virus, no tiene vida, pero es capaz de cambiar toda vida.

Sólo espero que no nos cambie tanto que dejemos de cuidar a nuestras mascotas, o de continuar mejorando las condiciones de experimentación animal, no hay razón para ello, saldremos de esta pandemia cuidándonos, unos a otros, entre todos.

1 Comentario

  1. Hola, acabo de leer tu articulo y es impresionante, he aprendido muchas cosas sobre estos animales, ademas tenemos algo en común; que amamos los animales.
    Sigue escribiendo más post así lo estas haciendo genial!
    Pásate por mi web y encontraras también muy buenos artículos como el tuyo, igual puedes coger alguna idea.
    https://www.animalesexoticoss.org/
    Enhorabuena por vuestro estupendo trabajo…
    Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here