Para todas las mujeres estupendas que andan por ahí…

¿Sabías que a finales del siglo XIX algunas mujeres iban a la Universidad? No estaba prohibido, simplemente nadie había pensado que una mujer quisiera estudiar y, mucho menos, que lo necesitara para ser una buena madre y esposa.  No existía ninguna ley en contra. La tradición cuenta que Concepción Arenal en 1849 se disfrazó de hombre para poder estudiar Derecho en la Universidad de Madrid. Sin embargo en 1882, una real orden suspendió “en lo sucesivo la admisión de las Señoras a la Enseñanza Superior”. Seis años después, en 1888, otra real orden acuerda “que las mujeres sean admitidas (…) como alumnas de enseñanza privada” pero con autorización. Tenían que pedir permiso al Ministerio de Instrucción Pública y conseguir que cada uno de los profesores firmara el impreso de matrícula comprometiéndose a garantizar el orden en el aula. En 1910 Emilia Pardo Bazán fue nombrada Consejera de Instrucción Pública por Alfonso XIII y el 8 de marzo de este mismo año se aprobó otra orden real que autorizó “por igual la matrícula de alumnos y alumnas” De modo que el 8 de marzo de 1910, POR FIN! las mujeres pudieron matricularse en igualdad de condiciones que el hombre. Fecha bastante temprana en comparación a otras naciones europeas, por ejemplo, en Reino Unido la mujer no pudo acceder a la Universidad hasta 1947 (en Cambridge).

La incorporación de la mujer a las Escuelas/Facultades de Veterinaria ha sido lenta, tardía y problemática en algunas ocasiones. La primera mujer Veterinaria en España fue María Cerrato Rodríguez, licenciada por Córdoba en 1925, la segunda Justina González Morilla, licenciada por León en 1928, la tercera Luz Zalduegui Gabilondo, licenciada por Madrid en 1935 y la cuarta Vicenta Ferreres Meseguer, que finalizó en Zaragoza en 1936.

Es importante conocer nuestra progresión, conocer las mujeres que han hecho historia en la profesión Veterinaria. Si nos paramos a pensar seguro que podemos decir tres o cuatro nombres de veterinarios importantes que han cambiado el rumbo de nuestra profesión,  pero ¿podríamos hacer lo mismo con alguna mujer? Estamos de suerte en nuestra titulación, hemos incorporado a nuestro plan de estudios la asignatura de Historia de la veterinaria en 2º curso, dónde sé a ciencia cierta que nuestra compañera Milagros Benito ofrece toda esta información a nuestros alumnos. Gracias Mila!, este año intentaré ser tu alumna para refrescar mi memoria.

¿Sabías que la primera mujer Rectora fue Elisa Pérez Vera, nombrada en 1982 rectora de la UNED? Actualmente 7 mujeres son Rectoras en Universidades públicas y privadas, y nosotros tenemos la suerte de ser una de ellas, gracias Rosa!

Hoy es un día especial para tod@s, con este post quiero hacer extensiva mi felicitación a todas las mujeres que me rodean.

“Sólo quien es feliz puede repartir felicidad”. Paulo Coelho

1 Comentario

  1. Preciosa entrada, a veces nosotras mismas nos olvidamos de indagar un poco en nuestras raíces, en todas esas mujeres que se atrevieron a dar un paso más, a romper los estereotipos. Es gracias a ellas que hoy podemos hacer tantas y tantas cosas que antes eran impensables. Como por ejemplo, algo tan “simple” como correr una maratón…

    Gracias por la Ëntrada,

    Un abrazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.