¿Prehistóricos o de otro mundo? ¿Cuánto sabes de los marsupiales?

    Todos sabemos que los marsupiales son aquellos mamíferos que se caracterizan por un corto desarrollo en el útero materno, completando gran parte del crecimiento agarrados a las glándulas mamarias del interior de la bolsa marsupial o marsupio. Pero ¿y si te dijera que no todos los marsupiales tienen dicha bolsa marsupial?. Esta  antigua infraclase de mamíferos terios guarda un As en su marsupio, que está llena de sorpresas. ¿Alguna vez te has preguntado cómo funciona realmente la reproducción de los marsupiales o cuán diferentes son de los mamíferos a los que más acostumbrados estamos? En esta entrada resumiremos las principales características anatómicas y fisiológicas que los hacen únicos.

    Comencemos por una pincelada histórica; Estos mamíferos se separaron evolutivamente de los placentados hace aproximadamente 90 millones de años. Y si ahora parecen extraños, en el pasado eran mucho más diversos que en la actualidad; en Australia, por ejemplo, existían marsupiales herbívoros del tamaño de un rinoceronte, canguros de casi 3 metros de altura y carnívoros similares a leones.

 

Thylacoleo carnifex, un extinto carnívoro marsupial que podía llegar a los 150 kg.

Actualmente la mayoría de marsupiales se encuentran en Sudamérica y América Central (unas 70 especies) y Australia (200 especies aproximadamente), distribuidas en una amplia gama de condiciones ambientales; desde regiones alpinas hasta bosques costeros y desiertos. Muchas de las especies son arbóreas, otras también terrestres, algunas fosoriales y una especie acuática; la chucha de agua (Chironectes minimus). Muchos son nocturnos y algunos son diurnos o crepusculares y presentan variaciones de peso que van desde los 4 gramos hasta los 85 kilogramos. En lo referente a esperanza de vida también podemos encontrar grandes discrepancias; algunos machos de dasyuridos mueren en la naturaleza tras su primer año, mientras que otros, como los wombats pueden vivir hasta 30 años.

“Presentan variaciones de peso que van desde los 4 gramos hasta los 85 kilogramos”

Existen numerosas características que los diferencian de otros mamíferos, entre las más reseñables:

  • La anatomía del tracto reproductor femenino
  • El corto periodo de gestación (la descendencia nace en estadío embrionario)
  • El largo periodo de lactación, durante el cual, la prole permanence en el marsupio.

No obstante, a pesar de lo que la mayoría cree, no todas las hembras del grupo de los marsupiales poseen un marsupio ni tampoco todas carecen de placenta. Sí que existen numerosas diferencias entre marsupiales y euterios en lo referente a sistema musculo-esquelético, digestivo, metabolismo, urinario y termorregulación.

I. Digestivo

En lo referente a la dentición, el grupo de animales del género Macropus muestran progresión molar, que es una característica única a ellos, los elefantes y los manatíes (los molares erupcionan caudalmente y progresan en sentido craneal sustituyendo a las piezas desgastadas).

Diferentes denticiones de los marsupiales. Imagen tomada de “Australian mammals biology and captive management”

En ocasiones algunos marsupiales, sobre todo macropodidos (canguros), que realizan fermentación pre-estomacal, regurgitan el alimento, lo que suele involucrar la presencia de unas arcadas bastante violentas acompañadas por  vigorosos movimientos de las extremidades anteriores y del tórax. Tras devolverlo a la boca, no lo vuelven a masticar, como los rumiantes, sino que lo degluten de nuevo.

En el caso de los monogástricos; Koalas, wombats y la mayoría de Didélfidos y petáuridos, se trata de fermentadores post-estomacales. También existe un tercer grupo, que no sigue una dieta vegetal, cuyo intestino es mucho más simple; el falangero listado (Dactylopsila trivirgata) y el falangero mielero (Tarsipes rostratus).

 

II. Reproductor

Imagen tomada de Fowler 8th Edition.

Poseen dos úteros que se comunican a través de su propio cérvix en una especie de vestíbulo que a su vez se abre en 3 vaginas; 2 laterales y una medial. Éstas están divididas internamente en toda su longitud por un septo de tejido blando y se abren en el seno urogenital, a nivel de la abertura ureteral. En hembras,  el seno uro-genital junto con el recto se abren en el vestíbulo común o cloaca. En el macho, el pene se aloja en la misma cloaca.

 

Aquí os dejamos un excelente vídeo de TedEd en el que se comparan las tres formas en que los mamíferos pueden dar a luz:

 

III. Metabolismo y termorregulación

En comparación con los euterios, la mayoría de marsupiales poseen una tasa metabólica bastante baja, con pocas necesidades energéticas, proteicas e incluso de agua. En la mayoría de las ocasiones los requerimientos pueden suplirse con un bajo consumo de dieta alta en fibra de baja calidad.

El tejido adiposo pardo, que poseen los euterios para generar calor, no se ha encontrado en los marsupiales. Algunos grupos entran en un letargo superficial diario en el cual la temperatura corporal se mantiene entre 11 y 28 ºC y puede durar de 2 a 20 horas mientras que otros entran en un letargo más prolongado; una hibernación en la cual la temperatura corporal se mantiene entre 1- 6ºC y puede durar entre 1 y 3 semanas (Burramyidae, Acrobates pygmaeus y Dromiciops).

Una de las especies que sí se ven ocasionalmente en Clínicas especializadas en animales exóticos son los Petauros del azúcar o “Sugar gliders”. Estos minúsculos marsupiales, aunque adorables, son considerablemente difíciles de mantener en cautividad, ya que poseen una dieta muy rica en azúcares vegetales; néctar de flores, exudados, resinas, polen y también pequeños invertebrados. Suelen construir su nido de hojas en orificios de los árboles. Hay que tener especial cuidado con los petauros mantenidos en grupos, pues los machos maduros pueden marcar con sus glándulas a otros no sexualmente maduros que son susceptibles de ser atacados.

En definitiva, aunque estos animales no sean los que más frecuentemente vemos en la clínica diaria, constituyen un grupo apasionante que presenta incontables diferencias, no sólo con otros mamíferos, sino entre ellos mismos. Es por esto que, al igual que un perro o un gato (mascotas más convencionales) tienen sus necesidades específicas y debemos conocerlas, también debemos conocer la biología y necesidades de las distintas especies exóticas mantenidas en cautividad y nunca cometer el error de generalizar.

” Tienen sus necesidades específicas y nunca debemos cometer el error de generalizar”

BIBLIOGRAFÍA

  1. http://animaldiversity.org/site/accounts/information/Metatheria.html
  2. http://www.nationalgeographic.com.au/animals/australias-marsupial-lions-dropped-from-trees-to-grab-prey.aspx
  3. http://www.nationalgeographic.com.au/australia/its-a-kangaroo-its-a-llama-no-its-palorchestes.aspx
  4. http://www.nationalgeographic.com.au/animals/australias-extinct-monsters.aspx
  5. http://www.nationalgeographic.com.au/australia/giant-flesh-eating-koala-of-legend-was-real.aspx
  6. Animal Diversity Web. (2015). Metatheria (marsupial mammals). Disponible en: http://animaldiversity.org/site/accounts/information/Metatheria.html
  7. Moeller, H. 1990. Marsupials: Introduction. Pp. 212-219 in B Grzimek, ed. Grzimek’s Encyclopedia of Mammals, Vol. 1, 1st Edition. New York: Mcgraw-Hill.
  8. Nowak, R. 1991. Order Marsupialia. Pp. 10-113 in Walker’s Mammals of the World, Vol. 1, 5th Edition. Baltimore: Johns Hopkins University Press.
  9. Parker, P. 1977. An ecological comparison of marsupial and placental patterns of reproduction. B Stonehouse, D Gilmore, eds. The Biology of Marsupials. London: T. Macmillan.
  10. Thenius, E. 1990. Marsupials: Phylogeny. Pp. 219-231 in B Grzimek, ed. Grzimek’s Encyclopedia of Mammals, Vol. 1, 1st Edition. New York: m.
  11. Fowler, M. and Miller, R. (2015). Zoo and wild animal medicine. 8th ed. St Louis, Mo.: Saunders Elsevier.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.