Peligros diarios para nuestras mascotas

Esta semana os presentamos el caso de Coco, un cachorrito que acudió al Hospital Clinico Veterinario CEU por ingestión de un calcetín.

¿Un calcetín?,si! esa misma pregunta nos hacemos!

Y así es, en ocasiones nuestras mascotas pueden comerse cosas simplemente por que están jugando y las ingieren o por que tengan un olor o un sabor peculiar.

Según los propietarios de Coco, vieron como el pequeño ingirió el calcetín y como había tenido varios episodios de vómitos sin éxito, por lo que decidieron traerlo al HCV CEU.

 

Coco en su visita al HCV CEU

Tras ser evaluado por el Departamento de Medicina Interna, Coco fué sometido a pruebas para valorar en que tramo del aparato digestivo podía encontrarse el calcetín, y mediante una ecografía abdominal se observó que el calcetín permanecía en estómago, por lo que se decidió realizar una endoscopia y extraerlo.

Endoscopia digestiva de Coco
Endoscopia digestiva de Coco
Endoscopia Digestiva de Coco donde se observa una parte de esófago.
Endoscopia digestiva de Coco, donde se aprecia la extracción del calcetín por la boca mediante las pinzas del endoscopio.
Calcetín extraído del estómago de Coco.

Tras extraerle el calcetín, Coco permaneció en observación en la Hospitalización, tras despertar de la anestesia y valorar que estaba bien, finalmente se dio de alta.

Coco recuperándose en la Hospitalización.

 

Esperemos que os haya gustado este post de Coco!

Puedes seguirnos en Facebook e Instagram!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.