¡¡ Natalia y sus problemas con las patas!!

Natalia es una pata de un año aproximadamente, que ha pasado encerrada toda su vida en una jaula. En diciembre del 2015 fue rescatada por el Santuario Gaia. El Santuario Gaia está localizado en  Ogassa (Girona) y es un refugio para animales de granja. Durante este tiempo, le han dado todos los cuidados que ha necesitado, ofreciéndole sitios para nadar y andar en suelo blando. Gracias al Santuario Refugio la Pepa (Cádiz), el cual tenía un pato llamado Alín con lesiones parecidas que fue tratado en nuestro Hospital, pudieron contactar con nosotros.

El día 16 de febrero de 2016 dos voluntarias del Santuario llevaron a Natalia al Hospital Clínico Veterinario CEU-UCH, ya que sufría  una malformación de las dos extremidades lo que le impedía ponerse de pie y andar de forma normal. Dos
de los traumatólogos de nuestro Hospital,  Eduardo Pastor y Joaquín Sopena valoraron el caso de Natalia.

 “El paciente presentaba una alteración a nivel de los tarsos, en ambas extremidades. En la exploración mostraba inexistencia de tono muscular,  en ambas articulaciones, sobre todo en la derecha.
Las articulaciones eran laxas, permitiendo extensión y flexión sin resistencia muscular. La articulación  derecha mostraba una inestabilidad latero-medial muy marcada, por otro lado, en la izquierda había algo de rigidez en la rotación. Además se apreciaba roce y crepitación en ambas extremidades, sobre todo en la derecha”.

Los traumatólogos para completar la exploración, solicitaron un estudio radiológico con sedación previa. En las radiografías se observó una subluxación en ambas articulaciones con depósitos de consistencia ósea en ellas. Además presentaban una clara degeneración con deformación de la  porción final del tibio-tarso.

“El pronóstico es reservado y las probabilidades terapéuticas son escasas ya que implica hacer una artrodesis. Está cirugía es muy agresiva lo que puede dar lugar a complicaciones como infecciones”.

Finalmente, se decidió aplicar un tratamiento conservador, intentando que poco a poco Natalia empiece a nadar para proporcionarle una mejor calidad de vida, ante el escaso porcentaje de viabilidad de la cirugía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.