Laceración de tráquea en caballos. Una urgencia con sintomatología muy característica

¿Qué es la laceración de tráquea?

La laceración de tráquea es una urgencia traumática en caballos bastante habitual causadas por un trauma romo o una herida punzante. En el caso de las laceraciones de tráquea, lo mas común es que se produzcan por un trauma romo o una herida punzante.

Caso clínico traumatología

En este caso, la yegua había recibido una coz en el cuello. Aunque externamente no le había producido una herida severa, el trauma había producido una laceración de tráquea interna. Las laceraciones traqueales sin comunicación al exterior pueden poner en grave riesgo la vida del caballo. El aire que sale de la tráquea se acumula en el tejido subcutáneo y se queda atrapado produciendo lo que se llama un enfisema subcutáneo. En casos de enfisemas muy severos el aire puede llegar a penetrar en la cavidad torácica produciendo un neumotórax y produciendo problemas para respirar e incluso colapso respiratorio y muerte del animal.

En la admisión, la yegua presentaba frecuencia cardiaca y respiratorias elevadas, así como expresión de dolor moderado. El enfisema generalizado es un proceso muy doloroso ya que se separa la capa subcutánea de la piel donde se encuentran todas las terminaciones nerviosas. El enfisema subcutáneo se caracteriza por la presencia de crepitaciones a la palpación y aspecto globoso de la piel.

Endoscopia de vías aéreas para diagnosticar

Enfisema subcutáneo en caballo
Enfisema subcutáneo en caballo

La presencia de la laceración traqueal se confirmó tras la evaluación endoscópica de la tráquea y resto de vías aéreas por el servicio de cirugía de la unidad equina del hospital. La herida era de 4cm aproximadamente localizada a la entrada del cuello en el tórax. Las laceraciones traqueales curan por segunda intención, lo que quiere decir que no se pueden suturar, ya que el tejido se encuentra muy reducido e inflamado y no podría aguantar la tensión de la sutura. Para controlar la producción de enfisema, las laceraciones traqueales requieren la realización de una traqueotomía temporal entre la laceración y los pulmones. En este caso la localización de la laceración además de la traqueotomía temporal se colocó un tubo endotraqueal a través de la traqueotomía para permitir que el aire saliera directamente por el tubo y no pudiera salir por la laceración y acumularse en el tejido subcutáneo produciéndose un enfisema más severo o posible neumotórax.

El tratamiento y la recuperación

El enfisema subcutáneo generalmente se resuelve con el tiempo, pero en casos más severos es necesario realizar incisiones en la piel para ayudar a drenar el aire del espacio subcutáneo como ocurre en este caso. Tras estar semanas en el hospital en tratamiento antibiótico y antinflamatorio, la yegua se fue recuperando del enfisema a la vez que la laceración traqueal se cerro por completo. La traqueotomía temporal son heridas quirúrgicas que cierran por segunda intención y como en el caso presentado, la traqueotomía temporal cerró sin complicaciones.

Una de las complicaciones más comunes tras esta patología es la formación de granulomas o estructuras del lumen de la tráquea, por lo que se recomienda la reevaluación tras el alta hospitalaria antes de retomar de nuevo el ejercicio.

Endoscopia de tráquea
Dia de la admisión: Endoscopia de tráquea donde se aprecia la laceración.
Endoscopia de tráquea
Dia de la reevaluación: Endoscopia de tráquea donde se aprecia el granuloma trás el cierre de la herida.

 

A día de hoy la yegua se ha recuperado complemente y tanto ella como su dueña disfrutan de su actividad juntas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here