Las garrapatas, más allá de chupar sangre

La naturaleza es asombrosa, en prácticamente cualquier rincón de la tierra puedes encontrar formas de vida adaptadas a condiciones extremas. Sin ir más lejos, esta misma semana se ha descubierto que en el océano, a 8.000 metros de profundidad en la Fosa de las Marianas, una especie de pez que es capaz de habitar bajo tan enorme presión.

 

Ciclo biológico de la garrapata
Ciclo biológico de la garrapata

Otro ejemplo de tamaña capacidad de adaptación lo tenemos en las garrapatas, unos pequeños seres que han hecho de la parasitación su forma de vida, pues salvo en muy contadas ocasiones, su ciclo biológico discurre sobre otros animales y personas:

La garrapata se ancla a su victima mediante un apéndice picador y de los que se alimenta succionando su sangre.

Patogenia:

El principal problema que estos seres suponen no radica en la sangre que puedan ingerir de los animales que parasitan, sus hospedadores, puesto que a no ser que haya una cantidad enorme de garrapatas sobre un mismo animal, la cantidad que puedan tomar es pequeña, la problemática va mucho más allá:

  • En primer lugar, para que los animales no se percaten de que les están picando, emplean una sustancia de efecto anestésico, lo que hace que si grandes poblaciones de garrapatas se ubican en regiones en las que los nervios se encuentren relativamente superficiales, pueden llegar a producir parálisis de los miembros. Esto es especialmente típico en la región axilar.
  • En segundo lugar, actúan como vehículos para ciertos tipos de patógenos que afectan de igual manera a animales y personas, pudiendo transmitir diversas enfermedades, tal y como se refleja en la siguiente imagen, las cuales pueden suponer un grave peligro para los animales que las sufren.
Principales patógenos transmitidos por garrapatas
Principales patógenos transmitidos por garrapatas

¿Pero eso implica que todos los animales a los que pican las garrapatas van a sufrir necesariamente infecciones de este tipo?

La respuesta es NO.

  • Por un lado, el tiempo es nuestro aliado. Cuando la garrapata ingiere sangre de un animal infectado, el patógeno pasa a su sistema digestivo, al cambiar de hospedador y anclarse a otro animal comienza de nuevo a ingerir sangre, pero no es hasta pasadas 24-48 horas, que los patógenos migrarán a las glándulas salivares de la garrapata, y serán inyectadas al torrente sanguíneo del nuevo animal picado.
  • Por otro lado, entra en juego el sistema inmunitario de nuestra mascota, que sea capaz o no de luchar de forma efectiva contra la infección.

Métodos de prevención

Para la prevención de las infestaciones de las garrapatas podemos optar por diferentes productos, los principales formatos existentes son los siguientes:

  • Collares: Hay varios en el mercado, por ejemplo los de las marcas Seresto y Scalibor, ambos productos muy fiables y de una larga duración (hasta medio año).
  • Pipetas: Casi todas las marcas ofertan este formato, la duración media es de 1 mes, salvo Bravecto de gato, que protege durante 3 meses.
  • Pastillas: la gran mayoría de las pastillas, que protegen durante 1 mes, salvo la marca Bravecto de perro, que nos ofrece una sólida resistencia con una duración de tres meses.
  • Spray: Presentan gran efectividad aunque su aplicación es algo más “engorrosa” que los anteriores productos.

Técnica de eliminación de garrapatas

En este campo estoy seguro de que todos hemos oído decenas de técnicas para eliminar estos molestos ectoparásitos de nuestras mascotas: alcohol, aceite, cortarlas por la mitad, acercarlas una cerilla recién apagada…

La realidad es más sencilla que todo eso, la forma más efectiva y rápida consiste en usar unas pinzas finas con las que puedas sujetar a las garrapatas por la base, tal y como se muestra en el video a continuación, de modo que no se quede el apéndice picador clavado en la piel.

 

Si sospechas que has eliminado una garrapata mal y tu mascota tiene el apéndice picador clavado en la piel es muy importante eliminarlo, no dudes y ven al hospital.

¿Cómo pedir cita o cómo contactar con nosotros?

  • Mandando un correo con tus datos a hcvceu@uchceu.es
  • O llamando por teléfono al  961369028

1 Comentario

  1. Muy buena información sobre estos ácaros, muchas gracias por compartirla. Realmente, las garrapatas son muy molestas y pueden llegar a ser peligrosas para las mascotas. Doy fe de ello, ya que tuve un serio problema con mi perrita de 3 años. Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.