Ventajas del uso de lentes polarizadas

Seguro que muchos de vosotros aprovecháis estas vacaciones para practicar esquí y otros deportes de montaña. Por esta razón, las alumnas del Grado de Óptica y Optometría Ruth Albiñana y Laura Armadans nos explican las ventajas de usar lentes polarizadas.

Para conocer cuales son las ventajas de emplear lentes polarizadas, primero debemos conocer como funcionan.

¿En qué consiste la polarización? La luz está compuesta por ondas electromagnéticas, por tanto, formada por un campo eléctrico y un campo magnético. Estos dos van en direcciones perpendiculares entre sí y también a la dirección de propagación de la onda. Hay que tener en cuenta que la luz natural, la que nos llega del sol, no está polarizada, sino que vibra en todas las direcciones. Sin embargo, cuando esta luz se proyecta sobre una superficie como puede ser el agua, la nieve o una carretera se redirecciona, es decir, se polariza. Además, no toda la luz que nos llega es útil, incluso al contrario, algunos de los rayos que alcanzan el ojo pueden dificultarnos la visión, ahí reside la importancia de la polarización.

En la polarización electromagnética las ondas de la luz oscilan en un plano definido por un vector perpendicular a la dirección de propagación de la onda y otro paralelo. Es decir, se hace oscilar el vector eléctrico por convención en un único plano y en la dirección de difusión, permitiendo que únicamente los rayos que van en una dirección lleguen al ojo.

 

De este modo, existen determinados materiales que actúan de filtros polarizantes, como son las lentes polarizadas. Estos bloquean el paso de luz polarizada a 90º frente al plano en el que se encuentra el filtro de la lente.

¿Cómo se consiguen las lentes polarizadas? Existen diversos modos de fabricación de la lente según cual sea su fabricante, en algunos casos se emplea una combinación de capas con un film, el filtro y la propia lente unidos mediante pegamento y en otros casos al ser moldeadas por infusión se generan en una única capa.

Por ello, el empleo de lentes polarizadas presenta numerosas ventajas para la visión, entre las que destacan las siguientes:

  • Disminuyen los deslumbramientos producidos por los reflejos de las superficies.
  • Disminuyen la fatiga ocular.
  • Atenúan la luz recibida en el ojo al absorber un elevado porcentaje del espectro visible.
  • Protegen frente a la radiación ultravioleta evitando daños oculares.
  • Absorben la radiación infrarroja.
  • Mejoran los contrastes y de este modo los colores son mejor percibidos, consiguiendo una visión más nítida.
  • Empleadas junto con otros filtros nos permiten conseguir una protección total al paciente.
  • Se pueden emplear también en lentes graduadas.
  • Según el fabricante las lentes pueden tener numerosos colores.

¿A quién aconsejar lentes polarizadas? En general este tipo de lentes son aconsejables para cualquier tipo de paciente, ya que las ventajas que presentan son numerosas, pero principalmente debemos recomendar las lentes polarizadas a pacientes que pasen gran parte del día al volante; aquellos que trabajen o por cuestión de ocio estén expuestos al sol durante muchas horas; pacientes deportistas, especialmente aquellos que practiquen deportes de mar o montaña (no únicamente esquí); pacientes de edad más avanzada o con trabajo de ordenador, los cuales puedan tener una vista más cansada o aquellos que nos indiquen que tienen una sensibilidad a la luz elevada.

En resumen: las lentes polarizadas evitan que lleguen a nuestros ojos rayos de luz perjudiciales y que pueden impedirnos la visión, por ello son aconsejables para personas especialmente sensibles, para conductores y deportistas, pero pueden ser empleadas por cualquier paciente ya que en general mejoran notablemente la calidad de la visión.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.