Alumnas del Grado de Farmacia nos cuentan su experiencia Erasmus en Finlandia

354

Las alumnas de 4º del Grado de Farmacia están cursando este primer semestre en la Universidad de Kuopio en Finlandia. En este post nos cuentan como es esta experiencia:

“Cuando llegamos, nos pareció todo muy diferente a España. Cambiamos de un sitio donde todo eran ciudades grandes, a un país que destaca por su naturaleza. Al principio nos pareció todo muy tranquilo, el cambio cultural es muy notable. Desde el silencio absoluto en el autobús al silencio que te encuentras cuando vas paseando por las calles. Venimos de un país muy ruidoso y con muchas horas de luz, y hemos pasado a un país donde las horas de luz se pueden contar con los dedos de la mano (a las 3 ya es de noche).

Esta universidad tiene un campus muy grande, que acoge a muchos estudiantes de intercambio al año. El sistema educativo varía mucho con el sistema español. Tenemos que decir que los profesores son muy simpáticos, llegándose a adaptar muchas veces a nuestros horarios.

Al hacer los exámenes lo que nos choca es que una persona puede llegar media hora tarde y ser aceptada en el aula.

Es una educación muy independiente, ya que la mayoría de cursos se basan en el aprendizaje de un libro (los llamados “book exams”).
Ahora mismo nos encontramos a menos 10 grados bajo cero. Esto de sentir tanto frío es una experiencia única, y chocante, pero nos hemos ido adaptando a ello y ahora incluso al salir a la calle no sentimos frío.

paisaje-finlandia

Es muy típico aquí ir a la sauna, pero lo más divertido de esto es meterte en una sauna a unos 60 grados y luego salir y bañarte en el lago medio congelado a menos 11 grados bajo cero. Una sensación en el cuerpo que recomendamos que todos tienen que probar alguna vez en su vida.

Hemos conocido a mucha gente nueva, de muchos tipos y de diferentes nacionalidades. Al vivir todos tan cerca, nos hace pasar casi todo el tiempo unidos, haciéndonos sentir como que son parte de nuestra familia, en especial tenemos que destacar la suerte que hemos tenido con nuestras compañeras de piso. Convivimos con una chica alemana llamada Kathy y con una chica holandesa que se llama Kim. Son unas chicas estupendas e intentamos pasar la mayoría del tiempo que podemos juntas. Es sagrado una vez a la semana hacer nuestra “flat dinner” (cena de piso), que nos han servido para conocernos mejor. Estas comidas nos han ayudado a desarrollar nuestro arte culinario y descubrir la comida de otros países. Hemos hecho hasta nuestras propias paellas, que iban mejorando al hacer una tras otra.

Aparte de estudiar, hay una asociación de estudiantes (KISA) que ayuda a conocer gente, y además hacen actividades para los de estudiantes de intercambio, como excursiones a parques naturales y viajes, a Rusia y a Laponia.

A parte de estos viajes también hemos realizado otros por nuestra cuenta con amigos.

Todo esto nos ha ayudado a valorar lo que significa la experiencia erasmus, sin ninguna duda lo recomendamos, ya que ha sido una de las mejores experiencias de nuestra vida, y no nos arrepentimos nada de haber decidido venir a este destino.

Nos queda un mes para disfrutar al máximo y sacarle el mayor jugo a esta pequeña ciudad.

Aunque todo esto no significa que no hayamos echado de menos a nuestros amigos y compañeros del CEU”

Muchas gracias a las dos por compartir vuestra experiencia.

Dejar respuesta

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.