Celebración del día de la mujer en la clase de toxicología del grado en Farmacia

Una vez más llegó el día internacional de la mujer, y la Universidad CEU-Cardenal Herrera rindió homenaje con varias actividades. Una de ellas la protagonizó el Dr. Rodilla en su clase magistral de toxicología en cuarto curso del grado en Farmacia. Decidió enseñarnos el papel fundamental que jugaron dos mujeres en la historia de la toxicología.

FrancesComenzó con Frances Kathleen Oldham Kelsey, una mujer canadiense farmacóloga y doctora en medicina, famosa por evitar que la talidomida saliera al mercado en los EEUU. Realizó sus estudios de doctorado en la Universidad de Chicago bajo las directrices del Dr Geiling, que curiosamente aceptó su solicitud pensando que era un varón. Frances Oldham nunca le corrigió su error hasta su incorporación presencial al equipo de Geiling. Ejerció entre 1954 y 1957 como profesora en South Dakota University y como médico en Vermillion (South Dakota) hasta el año 1960, cuando empezó a trabajar para la FDA como “medical officer”. La primera solicitud que Frances recibió fue de una empresa que quería comercializar un medicamento para el tratamiento de la hiperemésis gravídica (nauseas debidas al embarazo), el KEVADON (Talidomida). Sin la licencia de la FDA, la empresa solo podía distribuir su fármaco para fines de investigación y lo regalaba a los médicos para que lo prescribieran. Frances Kelsey dudaba que el fármaco fuese seguro, ya que no tenía pruebas suficientes. Particularmente notó que los ensayos a alta dosis del agente sedante en ratas, no producían ninguna manifestación anormal, lo que suponía una incoherencia, y aunque la empresa seguía presionándole para que aprobara su solicitud, no cedió. En el año 1961, Widukind Lenz y William McBride establecieron simultáneamente que la talidomida se asociaba a malformaciones en los bebés lo que llevó al cese en su comercialización a finales de ese año.

A continuación, el doctor Rodilla nos presentó a María Elisa Álvarez Obaya, quien detectó en los años 60 una intoxicación masiva por metanol.

Después de acabar sus estudios de Farmacia, comenzó a trabajar en una humilde farmacia en Haria (Lanzarote) y como inspectora municipal de farmacia en el año 1961.

toxi En 1963, hubo en Canarias (y en el resto de España, sobre todo en Galicia) un brote de muertes súbitas que se clasificaban como muertes “naturales”. La farmacéutica descubrió que los cuatro fallecidos en Haria habían consumido alcohol en la bodega del municipio. Con la autorización del alcalde, se puso a investigar más en este caso hasta descubrir que había metanol en el aguardiente. Aquel licor procedía de la casa “Lago e hijos”. Esta empresa compraba su materia prima a un bodeguero de Ourense, Rogelio Aguinar que mezclaba etanol con metanol, ya que el segundo era más barato. En total, se reconocieron oficialmente, 51 muertes debidas a esta intoxicación, pero en el juicio el fiscal estimaba que se trataba de miles de fallecidos.

En reconocimiento a la labor de Elisa Álvarez, la Real Academia de Farmacia le concedió, en 1965, la Medalla Carracido con la clase de Bronce.

Sin duda, estas dos mujeres jugaron un papel importante en la historia, y son un buen ejemplo para conmemorar el día internacional de la mujer.rodilla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.