Atención dietética desde la oficina de Farmacia

¿Por qué  os gusta  trabajar como farmacéuticos?

Antiguos alumnos del grado de Nutrición Humana y dietética para titulados en Farmacia. Carolina Ferrandis y Vicente Sanchis

Es la salida profesional que más nos gusta dentro del mundo profesional de la farmacia. Esto se debe al trato diario humano con el paciente/cliente. En un laboratorio se avanza en conocimiento, lo cual también es importante. En un hospital se complementan los servicios que se ofrecen a nivel sanitario, vital también. En el sector industria se aplican los nuevos conocimientos ofrecidos por los investigadores. Pero a nosotros lo que más nos gusta es la calidez de la gente. Tratar a diario con personas cuyas preocupaciones son fácilmente aclaradas por un farmacéutico.

¿Cómo habéis integrado el trabajo de dietista en la oficina?

Es fácil escuchar la petición popular.  Habilitar una zona de consulta saludable donde se ejercen todos los servicios desde nutrición, pasando por deshabituación tabáquica, control del riesgo cardiovascular, …

Hacer bien tu trabajo es tu mayor publicidad. Hay buenos clientes/pacientes que aplican bien tus consejos y notan resultados .Hay que centrarse en hacer bien el trabajo diario.

¿Qué perfil de pacientes veis en la consulta?

Empezamos trabajando con pacientes con sobrepeso . Luego se han sumado deportistas y clínica… o deportistas con patologías sin duda los retos más desafiantes. Estamos orgullosos de nuestros bailarines profesionales que dedican a diario horas de intenso entrenamiento para competir casi la mayoría de fines de semana. Nos comentan que desde que los planificamos su alimentación llevan mejor  la competición.

¿Es complicado/difícil el trabajo de nutricionista?

No es complicado, la población en general no tiene una adecuada formación en cuanto a nutrición. En ningún momento nos han explicado qué debemos comer.

Hay nutricionistas que directamente hacen una planificación dietética  adecuada a la  edad y necesidades, con alimentos adecuados, eso está bien. Pero nosotros vamos más allá. Nosotros preferimos enseñar a la gente educación nutricional. Nos gusta exponer el siguiente símil: «Somos como coches que salen del concesionario a los que no se les indica que combustible utilizar, ni cuál es su capacidad de depósito. Y así salimos a circular, a veces en reserva otras con diésel o gasolina indistintamente, a veces con depósitos de 15 L para recorrer 10 metros y otras con 100L para entrar en garaje…»

¿Que recuerdos mas entrañables tenéis de vuestro paso por el CEU?

Del CEU guardamos bonitos recuerdos y grandes compañeros y amigos. Ambos estudiamos allí tanto farmacia como nutrición. Vicente además realizó el doctorado y máster en atención farmacéutica. Él sigue vinculado al CEU, puesto que imparte algunas clases como profesor asociado en nutrición. Ambos  impartimos clases en un título de experto nutrición deportiva a distancia del CEU.

¿Que recomendación dais a quien esté pensando estudiar el doble grado?

Atención dietética desde la oficina de Farmacia

Complementa muy bien la formación de un farmacéutico. Conseguir sentar a una paciente/cliente en una mesa contigo, en privado, hace que el paciente genere mayor confianza. Para realizar una buena recomendación dietética no hace falta vender producto. Hace falta hacer educación nutricional. Cuando el paciente observa que  pierde y obtiene los objetivos genera una

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.