¿Por qué mi perra sangra por la vulva si no tiene el celo?

Si tu perra sangra por la vulva cuando no tiene el celo puede ser un síntoma de enfermedad, tumor o infección uterina.La esterilización de tu mascota puede protegerla de este tipo de enfermedades.

El caso Dama: una esterilización de urgencia

Mi perra sangra y no tiene el celo

Esta es Dama, una dálmata sin esterilización de 10 años de edad. Los propietarios la notaban mal desde hacía unos días y un domingo por la mañana acudieron, junto a su perrita, de urgencias al Hospital Clínico Veterinario CEU porque presentaba un sangrado vulvar y no se podía mover. Además, Dama tenía fiebre y dolor abdominal.

La perra sangra. Dama estabilizándose antes de entrar a quirófano.
Dama estabilizándose antes de entrar a quirófano.

Rápidamente le realizamos diferentes pruebas diagnósticas como: análisis laboratoriales de sangre, ecografía abdominal y citología vaginal. Los resultados de la analítica mostraron una anemia y una severa infección. En la ecografía se observó el útero aumentado de tamaño y lleno de contenido. Y finalmente, la citología mostró que el contenido que habíamos visto era pus. Junto con todas estas pruebas, diagnosticamos una piometra abierta.

Intervención:

Dama tuvo que ser intervenida de urgencia, y se le realizó una ovariohisterectomía para quitarle el útero junto con los ovarios.

Recuperándose tras la cirugía.
Hospitalización y alta:

La cirugía fue muy bien, Dama tuvo que permanecer 2 días hospitalizada, en observación y al cuidado de nuestros profesionales. Una vez recuperada, Dama pudo volver  a casa con su familia.

Dama durante su Hospitalización.

 

Recuperada y de vuelta con su familia.

 

En su última visita al Hospital.

 

Feliz antes de irse a casa.

Pero, ¿por qué le ha pasado ésto a mi perrita? Bueno, la piometra es una infección uterina frecuente en hembras no castradas, que suele tener lugar entre celos. Puede ser de dos tipos: abierta (en la cual se ve una descarga vulvar) o cerrada (donde no se observa ningún tipo de descarga vulvar), y se puede solucionar con tratamiento médico o quirúrgico, dependiendo del estado del paciente.

Y entonces, ¿cómo evito que esto le suceda? Para evitar que esto suceda debemos esterilizar a nuestras mascotas, dado que al realizar la ovariohisterectomía eliminamos la secreción hormonal que influye en su aparición, ya que es una enfermedad hormonodependiente. De esta forma, también reducimos el riesgo de sufrir tumores mamarios.

Así que ya sabes, si quieres proteger a tu mascota frente a infecciones y tumores, nuestro consejo es ¡esterilizar! Ellos te lo agradecerán.

Si quieres saber más sobre veterinaria, cuidado de tus mascotas o servicios de la Clínica Veterinaria UCH-CEU aquí encontrarás otros artículos que quizá te interesen.

 

 

Tu mascota puede ser donante de sangre

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.