Los gatos y la navidad: consejos desde el Hospital Clínico Veterinario Ceu

Llega la navidad y con ella la decoración navideña! Luces, guirnaldas, flores y arbolitos por todas partes, lo que para nosotros supone motivo de fiesta y alegría para nuestro gato puede ser peligroso.

foto gato navidadComo bien conocemos los gatos tienen una curiosidad intensa lo que les llevará a jugar con las coloridas guirnaldas, brillantes luces…incluso querrán conseguir el gran trofeo….la estrella del árbol de navidad! Para evitar sustos es mejor seguir algunos consejos:

Mantén siempre controlado al gato que no se acerque a las luces, pues se ven atraídos por sus colores y movimientos lo que le harán morder el cable y pueden sufrir descargas eléctricas y grandes quemaduras en su boca; para más seguridad, deja las luces apagadas mientras estés fuera de casa.

gato plantas

Las flores navideñas pueden envenenar a tu gato, tradicionalmente se regala muérdago y flor de pascua para desear suerte durante el año próspero, pues bien, si vives con un gato son plantas que no deberías tener. La flor de Pascua produce una sabia lechosa que es irritante para la piel, conjuntiva y boca, garganta, esófago, estómago e intestinos si es ingerida. Es tóxica para hígado y riñones y ha habido muertes de gatos por ingestión de las hojas de esta planta.

Por último el adorno estrella de la casa en navidad: el árbol, pero son muchos los peligros que viven dentro de él. Es preferible que tengas un árbol artificial, pues para mantener durante toda la navidad un árbol natural deberás añadir fertilizantes en la base del que son tóxicos para tu gato. Piensa en tu gato a la hora de decorarlo, coloca adornos de tela, madera o goma y evita materiales como el cristal o aluminio, además no potencies su instinto trepador y coloca los adornos en la parte de abajo del árbol así el gato se entretiene en su área y evitaremos accidentes.

 

                                …y con estos consejos será una NAVIDAD FELIZ PARA TODOS!

                                                                                     Escrito por: Ana Martí, residente del HCV.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.