La crisis favorece la proliferación de corrales domésticos para autoconsumo

Sólo en León existen 7.072 granjas, la mayoría de jubilados que abastecen a sus hijos de la ciudad. Según el Diario de León, la crisis económica que tanto azota al mundo rural ha originado, sin embargo, un efecto positivo en los pueblos, que han visto renacer la creación de corrales domésticos (aquellas instalaciones pecuarias dedicadas a la cría de unos pocos animales para autoconsumo). Según constatan la Junta de Castilla y Leon y los sindicatos, este tipo de mini-granjas están registrando una tendencia al alza en manos, sobre todo, de abuelos y abuelas que quieren abastecer a los familiares que viven en la ciudad.

El responsable del servicio territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Pedro Redondo, confirma que «las personas mayores que ven que sus hijos pueden perder el trabajo o carecen ya de él, están incrementando el número de los animales que crían o, al menos, manteniéndolos para ayudarles con la despensa». También considera que con los movimientos económicos que se están produciendo, «la cría de animales a gran escala no es rentable, pero sí los corrales domésticos, que representan una salida de urgencia para no pasar hambre».

«En la provincia de León se contabilizan este año 7.072 instalaciones de estas características. Casi la mitad de ellos para porcinos, aunque el mayor aumento se registra en corrales de gallinas ponedoras, pollos y patos», según puntualiza el secretario de UGAL-UPA, Matías Llorente. La regeneración de estas granjas a pequeña escala en los pueblos obedece, a su juicio, a dos motivos: «el económico y la calidad, por la gran satisfacción que da poder cocinar animales que sabes qué han comido y que has cuidado personalmente». Llorente destaca el papel «tan importantísimo» que está ejerciendo el mundo rural en estos momentos críticos para ‘salvar’ a los familiares que marcharon a la ciudad. «La mayoría de los corrales domésticos los atienden personas jubiladas, algunos por entretenimiento, pero sobre todo para ayudar con huevos y carne a sus hijos. Suelo decir que los coches llegan con las luces bajas cuando vienen al pueblo los fines de semana y marchan con las luces altas por todo lo que llevan en el maletero», señala.

Las personas que quieran iniciar o legalizar su corral doméstico deben comunicar al Ayuntamiento donde se desarrolle la actividad la dirección del lugar donde se ubicará a los animales, el tipo y el número. Además, deben acudir a la Unidad Veterinaria para solicitar la inclusión de su corral en la base de datos de las explotaciones ganaderas de su Comunidad Autónoma (REGA).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.