Colapso traqueal: una patología frecuente en razas pequeñas

344

Hace un par de semanas acudió a nuestro Hospital Clínico Veterinario Tommy, un perro de raza Yorkshire Terrier de 8 años, por ataques de tos seca, sobretodo cuando se ponía nervioso o realizaba actividades moderadas-intensas. Se le realizó una exploración física completa, la cuál era normal, y posteriormente unas radiografías de cuello y tórax, donde observamos que una porción de la tráquea tenía el diámetro disminuido. Por lo que diagnosticamos un colapso traqueal.

Radiografía de Tommy de cuello y tórax en la que podemos ver el colapso traqueal (flecha azul)

El colapso traqueal es una patología degenerativa que afecta generalmente a animales de avanzada edad (aunque también puede darse en edades tempranas en casos más severos) y solemos encontrarla en razas pequeñas tales como el Caniche, el Pomerania, los Chihuahuas o los Yorkshire Terrier. La tráquea tiene una forma circular y conecta la laringe con los pulmones. Está compuesta por unos anillos cartilaginosos semicirculares y en su parte dorsal contiene una membrana de tejido epitelial.

En esta patología veremos afectados tanto los cartílagos como el epitelio según el grado de afectación (grados del I-IV), de forma que el epitelio se va degenerando hasta meterse en la luz de la tráquea y los cartílagos pierden su dureza y con ello su forma circular. Esto dificulta el paso del oxígeno hacia los pulmones.

Grados de colapso traqueal

Para clasificar bien el grado de colapso que tenemos, lo ideal es hacer una endoscopia con el paciente sedado y así poder ver in vivo la funcionalidad de los cartílagos y de la membrana traqueal. En nuestro caso, se realizó dicho estudio, clasificando el problema de Tommy en II/IV.

Endoscopia transtraqueal con la luz disminuida en la tráquea de Tommy

Tras recuperarse de la anestesia, nuestro paciente se fué a casa con su tratamiento correspondiente (antiinflamatorios, antitusígeno y broncodilatadores) además de una dieta adecuada para la pérdida de peso, el cuál no ayuda nada a nuestros pacientes con colapso traqueal. Su recuperación ha sido muy satisfactoria, ya que Tommy ha dejado de toser y su calidad de vida ha mejorado notablemente.

Tommy relamiendo el paté que tanto le gusta unas horas después de la endoscopia

Es importante que en caso de ver sintomatología respiratoria (toses, secreciones nasales, estornudos…) acudamos a nuestro veterinario lo antes posible, antes de que empeore el cuadro y sea más complicada su resolución y con ello la recuperación del paciente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ante cualquier duda o pregunta puede llamarnos o visitar el Hospital Clínico Veterinario CEU.

Cita previa en el Telf: 96 136 90 28

Dejar respuesta

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.