Colapso agudo en un Yorkshire Terrier de 3 años (II: diagnóstico)

 

Os presentamos la resolución del caso clínico

Nuestro paciente sufría una subluxación atlantoaxial. En la radiografías se puede observar como, con el cuello en flexión controlada, se aumenta del espacio entre el arco dorsal del atlas y la apófisis espinosa del axis. Esta separación entre las dos primeras vértebras cervicales hace que el diente y cuerpo vertebral del axis se desplacen dorsalmente respecto al atlas comprimiendo la médula a este nivel. Hay que destacar que es muy importante no flexionar excesivamente el cuello porque esto puede provocar compresión medular  tan grave que cause parada respiratoria y muerte.

La flecha indica la separación atlantoaxial
La flecha indica la separación atlantoaxial

La subluxación atlantoaxial es una enfermedad neurológica producida por una malformación congénita resultado de una anómala osificación del diente del axis.  Normalmente se observa en perros de raza miniatura (como este Yorkshire Terrier). También nos podemos encontrar una forma adquirida por fractura del diente. La integridad del diente del axis es fundamental para la estabilidad de la articulación atlantoaxial, en él se anclan ligamentos  que impiden la flexión de la misma. En caso de anomalía del diente, el único ligamento que sujeta la articulación es el ligamento atlantoaxial dorsal que une el arco del atlas con la apófisis espinosa del axis; este ligamento puede acabar rompiéndose, permitiendo la flexión y consiguiente compresión medular. En su forma congénita  los signos suelen darse en animales menores de un año aunque, como en nuestro paciente, no es extraordinario verlos en animales adultos.

En este caso, muy probablemente se produjo una rotura muy brusca del ligamento atlantoaxial dorsal mientras forcejeaba con su dueño. La violencia del traumatismo y su proximidad anatómica con el tronco encefálico muy probablemente causara  la alteración del estado mental.

Para el diagnóstico, las  radiografías suelen ser suficientes, aunque el TAC y la Resonancia Magnética permiten demarcar con mayor detalle las estructuras óseas o la médula espinal respectivamente. En este caso, el  TAC ayudó además a descartar una lesión intracraneal como causa de la alteración del estado mental.

Ahora, podéis comentar qué tratamiento creéis que es el más apropiado…

TAC. Corte sagital se aprecia como el diente y cuerpo del axis invaden el canal medular
TAC. Reconstrucción sagital se aprecia  el desplazamiento dorsal del diente y cuerpo del axis, estrechando el canal medular
tac axial red
Corte transverso. Se observa el diente del axis separado del cuerpo del atlas que provoca estrechamiento del canal medular

 

En todo este caso, ha colaborado Alejandro Luján, DECVN, profesor de nuestra Universidad

2 Comentarios

  1. El tratamiento recomendado en el caso de subluxación atlantoaxial suele ser quirúrgico, con abordaje ventral a C1-C2 hasta la localización de los cuerpos vertebrales. Entonces se procede a la reducción y estabilización de la articulación mediante la inserción de dos agujas que fijarán las apófisis articulares caudales del atlas con las apófisis articulares craneales del axis.
    Al haber signos clínicos neurológicos la operación tendrá riesgos, por lo que el pronóstico en principio es reservado, pero si la cirugía tiene éxito debería mostrar una buena evolución.

  2. Una opción sería el tratamiento no quirúrgico donde deberíamos mantener al animal en reposo con un collarín y analgésicos, aunque creo que no sería una solución definitiva ya que cuando quitaramos el collarín la articulación volvería a desestabilizarse.

    Otra opción sería un tratamiento quirúrgico para tratar de estabilizar la articulación mediante una estabilización ventral con una artrodesis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.