¿Castrar o no castrar?

Si te haces esta pregunta, no conoces muy bien los pros y los contras, ni cuando es el mejor momento para llevarla a cabo, esta entrada te resolverá estas dudas y te descubrirá otros de los aspectos interesantes por los que llevarla a cabo.

Cuando hablamos de castrar un animal estamos hablando de extirparle los órganos reproductores, impidiendo así que esos produzcan hormonas sexuales.

Hay diversas formas de llevarla a cabo, actualmente, la castración quirúrgica es la más segura y eficaz.

Cirugía castración

El mejor momento para realizarla depende del sexo y de la edad del animal.
En MACHOS, lo ideal es castrarlos antes de que muestren comportamientos debidos al estimulo hormonal, como pueden ser el marcaje, la monta, comportamiento territorial o de dominancia.  Teniendo en cuenta, que debemos esperar a que el animal se desarrolle por completo.  Con la castración en los machos se evitan también los tumores testiculares y otros tipos de tumores.

Las HEMBRAS deben castrarse antes del primer celo. Con esto se evitan problemas relacionados con los estrógenos y la progesterona como pueden ser:

  • Tumores de mama

La probabilidad de que se produzcan cuando castramos antes del primer celo se reduce a menos del 1%. Pasado el celo, la probabilidad aumenta de manera exponencial, y una vez llegados los 4 años de vida, este porcentaje se mantiene, y aunque es menor al de un animal sin castrar, no se puede asegurar una prevención en la aparición de este tipo de tumores.

  • Tumores del tracto reproductor

Eliminando los órganos reproductores se elimina la posibilidad de tumores que aparezcan tumores en estos (tumores uterinos, de los ovarios, etc.). Por esta misma razón se elimina también la posibilidad de sufrir piometras o metritis, que son problemas infecciosos/inflamatorios de la matriz uterina.

  • Embarazos psicológicos

Causan alteraciones en el comportamiento del animal, como nerviosismo, aislamiento, incluso agresividad, y sobreprotección. Además, suele haber producción de leche, con mamitis/mastitis.

  • Problemas comportamentales

En las hembras, igual que en los machos, se evitan también comportamientos de dominancia y marcaje debidos al estimulo hormonal. Cabe destacar que ciertos comportamientos, una vez aprendidos, se pueden convertir en costumbres que el animal no va a cambiar. Por ejemplo el marcaje, o conductas de dominancia pueden no cambiar, debido a que es algo que el animal ha aprendido.

Cuando se castra una hembra antes del primer celo, llega a tener las mismas probabilidades de desarrollar tumores de mama que un macho.

 

Ahora vamos a desmontar algunos de los mitos:

Perro con dudaNecesitan mantener relaciones: no es así porque no lo asocian a un estimulo positivo. Los perros y los gatos solo copulan cuando la hembra está en celo, que es cuando deja que un macho la monte. Por tanto, los perros y los gatos solo copulan para perpetuar la especie.

Se ponen tristes: en un animal castrado los únicos comportamientos que cambian son los debidos a los estímulos hormonales, como hemos comentado antes. En general, la mayoría de los cambios comportamentales  que experimentan las mascotas son consecuencia de los propietarios, generalmente porque se vuelven mas permisivos, por pena y esto hace que los animales cambien su comportamiento.

Es peligroso: como toda cirugía conlleva un riesgo, ya que se somete al animal a una anestesia. A pesar de esto, las castraciones son cirugías programadas, que se realizan de rutina en la mayoría de los centros veterinarios.  Aún así, es muy aconsejable realizar una evaluación preanestésica en la cual se valore el estado general del animal, y se escoja así el mejor momento para llevar a cabo la cirugía.

Engordan: cada animal, como las personas, tiene un metabolismo distinto. Por tanto cada uno es mas o menos propenso a engordar (se castre o no), aunque es cierto que al cesar los estímulos hormonales que producen las gónadas, puede reducirse el metabolismo y por ello crear esta tendencia a engordar. Aún así, en un animal que tiene una vida saludable, con unos hábitos alimenticios y de ejercicio adecuados no tiene porqué suponer un cambio notable.

En resumen, la castración se aconseja por el bien del animal, para prevenir patologías y dar una mejor calidad de vida. Además es una manera de impedir la sobrepoblación de animales, y así evitar el abandono.

Si tienes cualquier duda mas, en el Hospital Clínico Veterinario te ofrecemos una consulta totalmente gratuita, donde podemos aconsejarte mejor para tu caso concreto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.