Alumnos de Veterinaria CEU establecen la prevalencia de Piroplamosis en caballos Pura Raza Española en la Comunidad Valenciana

La piroplasmosis es una enfermedad parasitaria de distribución mundial, y de carácter endémico en aquellas regiones que presentan una climatología tropical, pues es en éstas donde los vectores artrópodos responsables de su transmisión son capaces de sobrevivir durante el invierno. En los caballos, los agentes implicados son los parásitos hemáticos Theileria equi y Babesia caballi, bien asociados bien aislados, que desencadenan esta infección en caballos y asnos, así como en sus híbridos, y las garrapatas que participan en su transmisión pertenecen a los géneros Dermacentor e Hyaloma (otoño), y Rhipicephalus (verano). Pero junto con los équidos portadores y las garrapatas infectadas, también se sugiere, a las agujas contaminadas y las transfusiones sanguíneas como fuentes de infección. Además, en algunos lugares del mundo, como es el caso del continente africano, las cebras juegan un papel importante como reservorio de la enfermedad (Habela et. al, 2000).
No obstante, el desarrollo de esta enfermedad guarda relación con factores tanto intrínsecos como extrínsecos al caballo, como son la edad, el estado nutricional y la capacidad de respuesta del sistema inmunitario, así como las características del propio parásito y las condiciones de manejo, respectivamente. Y en cuanto al manejo se refiere, aludimos principalmente a las condiciones de higiene y limpieza de los animales y las instalaciones en las que éstos se encuentran alojados, siendo a este respecto de interés el uso de productos acaricidas, las revisiones periódicas en busca de ectoparásitos ixódidos sobre los animales, y los chequeos serológicos que descubran la posible infección. Estas medidas cobran mayor interés en las zonas endémicas, donde la enfermedad se presenta bajo una forma subclínica, mientras que por el contrario en aquellas regiones cuya presencia es intermitente, su manifestación típica es la de una clínica aguda, y en ocasiones fatal.
Su importancia radica, por un lado en las pérdidas económicas que representa esta enfermedad parasitaria y que empiezan por las medidas profilácticas que conlleva, más la morbilidad y subsiguientes tratamientos terapéuticos en los que deriva, junto con la mortalidad que alcanza (10-50% en casos agudos) (CFSPH, 2008). Pero sobre todo los efectos de la piroplasmosis hacen mella en los caballos de deporte, pues disminuyen su rendimiento y capacidad competitiva, y además deben reunir las condiciones marcadas por la OIE al respecto para hacer posible su comercialización a nivel internacional (OIE, 2000).
En aquellos países donde la piroplasmosis es endémica, los caballos que presentan fiebre (39-42ºC), anemia e ictericia deben considerarse sospechosos. No obstante, se trata de un proceso insidioso debido tanto a la variabilidad en su forma de presentación (cuadros hiperagudo, agudo ó crónico) como a la inespecificidad de sus manifestaciones clínicas. Otros síntomas pueden ser la apatía, disnea, cólicos recurrentes, cojeras, abortos, pérdida crónica de peso y menor tolerancia al ejercicio, y en ocasiones hemoglobinuria, e incluso muerte súbita. Por todo ello, se convierte en una enfermedad infradiagnosticada, y que no debe minusvalorarse por sus repercusiones a nivel económico, y más teniendo en cuenta que la zona Mediterránea es un área endémica, y que su prevalencia en el sur de la Península Ibérica es elevada, situándose alrededor del 65% (Habela et. al, 2000).
Su diagnóstico puede resultar complejo, pues por una parte los síntomas no siempre son determinantes, y por otra parte la epidemiología y la clínica a veces no son vinculantes, es decir, puede que no encontremos garrapatas pero que el caballo experimente un cuadro crónico de la enfermedad. Además, las extensiones sanguíneas (tinción Giemsa) para la búsqueda directa de las formas parasitarias intraeritrocitarias, así como también las improntas ganglionares para las intralinfocíticas en el caso de T. equi, sólo son eficaces en fases agudas, cuando tienen lugar los episodios febriles. Así pues, sin una elevada parasitemia estas técnicas no son útiles, de manera que hay que elegir otros métodos laboratoriales más sensibles y específicos, pero no por ello menos económicos, como es el caso de las pruebas serológicas, cuyo fundamento reside en las reacciones antígeno-anticuerpo.
La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) establece tres pruebas para su diagnóstico serológico, Fijación de Complemento (FC), Enzimoinmunoensayo de competición (c-ELISA) e Inmunofluorescencia Indirecta (IFI). La sensibilidad y especificidad de estos métodos indirectos es variable, pueden dar lugar a errores, incurriendo así en resultados falsos positivos, y pasando por alto también a algunos portadores crónicos. No obstante, pese a los errores que se pueden cometer en los tres casos, la técnica de ELISA es la que muestra mayor efectividad en la detección de anticuerpos en caballos infectados, razón por la cual se ha generalizado su uso a nivel internacional frente al método de FC. Por último, la subjetividad que acompaña a la IFI incurre en un mayor número de falsos positivos, en detrimento de su utilidad.
En este estudio se han tomado 100 muestras de sangre entera procedente de caballos Pura Raza Española, sitos en distintas ganaderías de la Comunidad Valenciana, y cuya edad está comprendida entre los 2 y los 32 años de edad. El sexo de los animales corresponde a ambos géneros masculino y femenino, indistintamente.
Todos las muestras se analizaron utilizando las tres técnicas establecidas por la OIE y los resultados se compararon para conocer cuál es la mejor para el diagnostico de la piroplasmosis y si los resultados son comparables entre sí.

Si quieres conocer más sobre el estudio, no te pierdas la comunicación de, Joana Lacuesta Martorell; Asunción Muñoz Silvestre; Marta Pérez Martí alumnos de Veterinaria CEU de la Universidad CEU-Cardenal Herrera, en el IX CONGRESO INTERNACIONAL DE ESTUDIANTES DE CIENCIAS DE LA SALUD, los proximos 25 al 27 de Abril de 2012.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.