Alumnos de Veterinaria CEU describen por primera vez en España Neorickettsia risticii en caballos Pura Raza Española

Alumnos de Veterinaria CEU, encuentran una prevalencia del 3%, en caballos Pura Raza Española de la Comunidad Valenciana a Neorickettsia risticii. Todos los animales positivos fueron machos adultos, que no habian sido inmunizados previamente. Este es el primer estudio sobre prevalencia de Neorickettsia risticii en España.

Neorickettsia risticii es la causante de la fiebre del Potomac, enterocolitis aguda en équidos que causa la muerte entre el 5% y el 30% de los caballos infectados. Es una enfermedad distribuida principalmente en Norteamérica.
Los únicos estudios realizados y en los que se ha determinado la prevalencia de Neorickettsia risticii han tenido lugar en EEUU. Así, en 1996, Atwill y colaboradores, obtienen un 7% de prevalencia en caballos no vacunados en el estado de Nueva York. En California, Pusterla y colaboradores (2000), hallan una seroprevalencia del 15%. Otros estudios realizados en Ohio, Minnesota e Illinois citan seroprevalencias del 13%, 24% y 26%, respectivamente.
Neorickettsia risticii es una bacteria intracelular obligatoria que pertenece a la familia Anaplasmataceae, orden Rickettsiales, género Neorickettsia. Reside principalmente en monocitos en la sangre y en los macrófagos de los tejidos linfoides de los caballos.
Ha sido aislada en gatos, perros, cabra, cerdo y ratón, aunque en estas especies, la enfermedad cursa de forma subclínica. El ciclo biológico no se conoce con total seguridad, aunque se cree que el vector es un trematodo. El trematodo entra en los caracoles acuáticos y vuelve al agua donde es ingerido por los estadíos larvarios de numerosos insectos acuáticos. Se cree que el modo de infección se basa en la ingestión accidental de insectos adultos infectados que vuelan dentro de las cuadras o en los pastos después de eclosionar.
No se ha demostrado la transmisión por contacto directo ni por otros vectores como garrapatas o pulgas, como ocurre en otras especies de la familia Anaplasmatacea.
Experimentalmente sí se ha conseguido demostrar la transmisión transplacentaria. El experimento se realizó en un grupo de yeguas gestantes, produciéndose abortos en un alto porcentaje de ellas.
El aborto era un aborto tardío, puesto que ocurría a partir de los 100 días postinfección. Los potros que llegaron a nacer de las yeguas infectadas tenían anticuerpos frente a Neorickettsia risticii.
La fiebre del Potomac tiene una distribución estacional, manifestándose principalmente en verano y principios de otoño, coincidiendo con la mayor proliferación de insectos que actúan como vectores.
Los signos clínicos en los caballos que presentan la fiebre del Potomac son: fiebre, anorexia, depresión, cólico, diarrea, íleo y laminitis. No siempre concurren todos ellos en el mismo caballo, sino que suele haber una combinación de algunos de ellos. El signo común a todos es la colitis, que puede manifestarse con cólico o diarrea, aunque no siempre. Inicialmente, aparece fiebre en el caballos, entre 39º-41ºC, que se resuelve en unas horas, y es a partir del 3º al 7º día, cuando aparece una fiebre persistente, acompañada de otros signos clínicos.
El curso de la enfermedad es de 5 a 10 días.
Para llegar al diagnóstico, se realizan pruebas serológicas que determinen la presencia y el nivel de anticuerpos frente a Neorickettsia risticii. Se utiliza el test de inmunofluorescencia indirecta (IFI), aunque se ha observado que puede dar falsos negativos. La reacción en cadena de la Polimerasa (PCR) es la técnica de elección por su mayor fiabilidad aunque resulta un mayor coste económico.
Existe una vacuna comercializada en EEUU pero que no es utilizada en España. Esto supone que los positivos encontrados serán fruto del contacto con la bacteria y no reacción vacunal.
Se han estudiado 100 caballos Pura Raza Española procedentes de distintas ganaderías de la Comunidad Valenciana, con edades comprendidas entre los 2 y los 32 años.

Si quieres conocer más sobre el estudio, no te pierdas la comunicación de, José Antonio Escobar y Leticia Gómez Malea alumnos de Veterinaria CEU de la Universidad CEU-Cardenal Herrera, en el IX CONGRESO INTERNACIONAL DE ESTUDIANTES DE CIENCIAS DE LA SALUD, los proximos 25 al 27 de Abril de 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.