Marta, tras la Beca Santander-Iberoamérica: “Soy una marca mejor”

“Cuando aterrizas en el aeropuerto, dices: ya estoy aquí. En ese momento empieza todo”. Marta Peralta, estudiante de cuarto de Publicidad y RRPP, conoce bien esa sensación reservada sólo para los que optan a una movilidad internacional. Acaba de regresar de Chile donde ha disfrutado de una Beca Santander-Iberoamérica.

En el Salar de Uyuni, suroeste de Bolivia.

La estancia le ha sabido a poco, y eso que ha aprovechado estos meses para visitar San Pedro de AtacamaBuenos Aires, la Patagonia y Bolivia…. “Volveré, estoy segura; me ha cambiado la manera de ver las cosas y he hecho grandes amigos allí”.

Pues hasta que te vayas, vamos a aprovechar que aún estás por aquí para que nos cuentes…¿Qué impresión te llevas del sistema de la Universidad del Desarrollo?

Allí todo es muy práctico. Las clases están basadas en casos prácticos, los exámenes son sobre casos reales. Chile está ganando potencia en materia de Publicidad, muchas grandes empresas Argentinas se han desplazado hasta Santiago, y eso se nota en la formación que recibimos. También es una Universidad en la que son muy estrictos controlando la asistencia. Pensaba que era difícil igualar el nivel de atención del profesorado del CEU y la vertiente práctica de la formación, pero esta Universidad me ha sorprendido para bien.

Algún ejemplo de esa vocación práctica…

Una de las actividades más interesantes en las que he participado ha sido en un concurso de Publicidad. La Universidad reúne a todos los cursos de Publicidad. Es una jornada intensiva, el sábado, y se trabaja sobre una marca real. También pude colaborar con pequeños emprendedores de un barrio desfavorecido, Lo Barnechea, un condominio de Santiago. Durante una semana los asesoramos para mejorar su producto y su venta. De alguna manera, eso te involucra en el mercado laboral.

 

 

 

 

 

¿Cómo fueron los primeros días?

A la llegada nos hicieron primero un tour por la Universidad, y al día siguiente una visita guiada por las zonas más emblemáticas de la ciudad. Para atender al alumnado recién llegado había dos figuras: los embajadores, a los que podías acudir puntualmente si necesitabas algo; y los “buddy”, que estaban a tiempo completo las primeras jornadas. Dos de mis compañeras de clase eran embajadoras, lo cual me facilitó muchísimo la llegada.

“Hay un antes y un después de esta beca. He crecido en todos los sentidos. Me he conocido mucho mejor”

Y en lo personal, ¿qué te ha aportado esta experiencia?

Hay un antes y un después de esta beca. He crecido en todos los sentidos. Me he conocido mucho mejor. De hecho, una de las actividades del aula era trabajar como si fueras una marca: describirte como se describe un producto, detallar los beneficios, explicar tu valor de marca. Te enseñan a descubrirte: ¡ Creo que soy mejor marca que antes! Aprendes a decir que no, a organizarte, a moverte sin depender de nadie…

¿Qué canción te recordará esta experiencia para toda la vida?

Recuerdo una de un grupo que se llama “Deu Onda”. Es música brasileña, solíamos escucharla antes de salir por el barrio Italia, en Santiago.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.