Tumor Venéreo Trasmisible Canino

Marla es una preciosa perrita mestiza de aproximadamente dos años, que fue rescatada de una colonia junto a sus cachorritos por la Asociación ADAANA. A los tres meses tras el rescate observaron que Marla había a comenzado a presentar  un sangrado intermitente, además de unas protuberancias en la zona vulvar.

Durante la exploración en ambos labios vulvares presentaba unas masas de consistencia firme. Realizamos una citología en la que se apreciaron células redondeadas con el citoplasma vacuolizado y un alto índice mitótico. Ante la presentación y los resultados de la citológia nos pusimos remitimos el caso al servicio de Reproducción y de Oncología, ya que sospechamos de una neoplasia en el tracto reproductivo poco frecuente en nuestro país.

Tras pasar por el servicio de Oncología se confirmo nuestras sospecha, Marla presentaba un Tumor Venéreo Transmisible (TVT) o Tumor de Sticker. Se trata de un tipo de sarcoma, que a diferencia de otros tumores se trasmite de individuo a individuo principalmente por vía venérea. Este tipo de tumor no es muy frecuente en nuestro país debido a que la población de colonias de perros callejeros no es muy elevada, en comparación con otros Países.

El periodo de incubación y desarrollo del tumor fluctúa entre los 2 y 6 meses tras la monta, y comienzan a aparecer pequeñas tumefacciones que van creciendo y extendiéndose por toda la zona perineal y escrotal, pudiendo invadir el recto y metastatizar a otras vísceras como bazo e hígado. La citología de dichas tumefacciones da lugar a agrupaciones de células de gran tamaño con grandes núcleos, citoplasmas escasos con presencias de vacuolas en su interior e índices mitóticos elevados. Los signos clínicos varían entre los machos y las hembras, presentando estás últimas tumefacciones visibles en la zona vulvar, sangrados esporádicos que pueden ser confundidos por el estro pero que duran más de lo normal. En machos es característico detectar la tumefacción en la zona peneana, con pérdidas sanguinolentas continuas y en ocasiones disuria (por la oclusión del tumor en la uretra peneana). Además de la presentación genital, el Sarcoma de Sticker presenta un desarrollo extragenital que puede afectar a la cavidad intranasal y oral (labios y lengua), ojo (esclerótica y cámara anterior) y piel.

El tratamiento se realiza con quimioterapia con una reducción efectiva del 90 al 95% de los casos, en comparación con una resolución quirúrgica en la que la tasa de recidiva es de un 20 a un 60% de los casos. El quimioterápico utilizado es la Vincristina a 0,5-1 mg/metro cuadrado, de forma endovenosa una vez por semana durante 4-6 semanas, recomendadose por seguridad, continuar con la pauta durante 2 semanas más tras la remisión del cuadro. Antes de comenzar con el tratamiento es recomendable realizar una exploración física completa además de un hemograma completo que deberíamos repetir antes de la tercera aplicación, ya que dentro de los efectos secundarios de la Vincristina encontramos vómitos, neuritis, leucopenia y depresión de la médula osea.

El tumor es curable en un porcentaje mayor al 95% de los casos

Marla ya ha finalizado con su protocolo quimioterapico  de Vincirstina, el tumor ha remitido de forma completa  y está estupendamente!

Si os ha gustado, puedes visitar nuestro Instagram o Facebook síguenos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.