“Orchilla”, una yegua con problemas reproductores.

“Orchilla” es una yegua pura raza árabe de 33 años de edad.

Debido a su edad, presentaba anestro definitivo (inactividad reproductora). Comenzó a mostrar polaquiuria (micción frecuente y con poca cantidad de orina), compatible con el comportamiento típico del celo y también con una infección urinaria de vías bajas. La yegua estaba intranquila de forma intermitente.

Inyección de anestésico local por parte de nuestra especialista en reproducción equina María Plaza.

En la exploración del aparato genitourinario por parte del servicio de reproducción equina, se observó una mala conformación perineal, que provocaba el acúmulo de orina en la parte más craneal de la vagina. Además, se observó mediante ecográfica transrectal un acúmulo excesivo de aire en la vagina (pneumovagina).

El caso fue remitido al servicio de medicina interna equina  para evaluación de las vías urinarias. Después de un examen exhaustivo que incluyó palpación y ecografía transrectal  y transabdominal del riñón, uréteres y vejiga, así como análisis de sangre y de orina, se descartó un problema de vías urinarias. El aparato reproductor mostraba la apariencia típica de una yegua en anestro.

Una vez descartada la infección urinaria y tras diagnosticar la pneumovagina (provocada por su conformación inclinada y la incompetencia del cierre vulvar), se decidió realizar una vulvoplastia (Cirugía de Caslick).

La vulvoplastia se emplea en yeguas reproductoras con una mala conformación tras ser cubiertas, para evitar la entrada de contaminación fecal y aire pudiendo producir ambos hechos problemas de infertilidad. En el caso de Orchilla, se realizó la cirugía para evitar molestias y una posible vaginitis, con el fin de mejorar su calidad de vida.

 

Nuestra especialista en reproducción equina Rebeca Martínez suturando los labios vulvares de “Orchilla”.

La cirugía de Caslick es una intervención sencilla en la que no es necesario anestesiar al paciente de forma general, por lo que únicamente con una suave sedación e inyección de anestésico local podemos intervenir al paciente en estación. El objetivo de dicha técnica es cerrar de forma permanente los dos primeros tercios de la vulva para evitar la entrada de aire o la contaminación fecal.

Detalle de la zona perineal con los labios vulvares ya suturados.

La técnica quirúrgica consiste en cortar parte de de la mucosa vulvar y realizar una sutura continua “de Reverdin”, dejando aproximadamente 3 cm distalmente para facilitar la micción.

Orchilla ya está totalmente recuperada de la cirugía y lleva una vida normal. Si necesitas contactar con nuestro servicio de reproducción equina, puedes hacerlo a través del email hcv@uchceu.es o llamando directamente al teléfono 961369028 y concretaremos una cita con las especialistas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.