Ouchka, la historia de una donante!

Os presentamos el caso de Ouchka, una perrita de un año edad, que fue adoptada por Charlene, su propietaria, y que tras cumplir con los requisitos mínimos para ser donante de sangre, ahora forma parte del banco de sangre del Hospital Clínico Veterinario CEU.

Ouchka fue adoptada cuando era una cachorra, su madre era una mastina y su padre un cruce. Tras recogerla, enseguida congenió muy bien con Milo, el gatito de Charlene, nos cuenta ella: «Ahora parecen como hermanos»

Según nos describe: » Es una perrita muy mimosa, atenta, sensible y muy sociable tanto con las personas (le encanta los niños) como con otros animales».

Ouchka cuando era una cachorrita.

De pequeñita tuvo un episodio de vaginitis juvenil y un episodio aislado de cistitis, que resolvió sin problemas.

Ahora vive en un piso, pero pasea muchas veces al día y hace mucho deporte.

Además hace agility y canicross, según nos cuenta Charlene «le gusta mucho subir los obstáculos y los túneles, le encanta correr delante de mi, aún nos queda mucho por aprender pero poco a poco».

Le encantan las rutas por la montaña y la playa. Le apasiona bañarse y rascar en la arena.

Charlene, ha querido ayudar a otros pacientes, y por ello ha hecho a Ouchka partícipe del banco de sangre, de esta forma podrá ayudar a otros pacientes que lo necesiten.

Su propietaria nos comenta: «Es una perra increíble. Ella es mi Alegría de cada día».

Si tú también quieres tener una mascota donante de sangre, puedes ver todo los requisitos en este otro post de nuestro blog: ¿Mi mascota puede ser donante de sangre?

Esperemos que os haya gustado esta historia de una valiente!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.