Los mosquitos matan a 41 personas por el Virus del Nilo Occidental en Estados Unidos

EE UU se enfrenta al peor brote de virus del Nilo Occidental de su historia. Se extiende la epidemia del Virus del Nilo en Estados Unidos, y lo hace con una rapidez inusual. Se han detectado 1.118 personas infectadas por el virus en 47 estados y 41 han muerto, 26 en el sur de los Estados Unidos.


Dallas es la zona más afectada, con 217 casos registrados y 14 defunciones por las picaduras del temido mosquito culex quinquefasciatus, asociado a la transmisión del llamado Virus del Nilo Occidental.

El Virus del Nilo, una zoonosis mortal que se transmite por la picada de un mosquito, es el último dolor de cabeza de las autoridades sanitarias de Estados Unidos. “Estamos en el peor momento de esta epidemia“, dijo el miércoles en una rueda de prensa telefónica, el director del departamento de enfermedades contagiosas del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC), doctor Lyle R. Petersen.

En lo que va de año, los médicos han detectado 1.118 personas infectadas en 47 estados del país, donde se han registrado ya 41 muertes. “Esto nunca lo habíamos visto antes. La enfermedad está progresando rápidamente“, advirtió el especialista. La parte más afectada por la epidemia es el sur del país. En concreto, los estados de Texas, Oklahoma, Luisiana y Misisipi. En todos ellos el calor extremo de esta época crea las condiciones ideales para que proliferen ciertas especies de mosquitos, como la que porta el Virus del West Nile. En esta ocasión, la situación es más aguda debido al impacto de la severa sequía que vive la región.

El Virus del Nilo se ha extendido prácticamente a todos los estados, tanto en humanos como en animales. De momento, queden inmunes Alaska, Hawai y Vermont. Según Peterson, se espera un aumento del número de casos antes del final del verano.

Hace un mes habíamos detectado apenas 29 casos. Ahora ya son más de 1.000. Es la cifra más alta detectada en un verano, desde que descubrimos que la enfermedad llegó a Estados Unidos en 1999“, agregó. Desde 1999, cada verano Estados Unidos sufre el virus del Nilo Occidental, una epidemia de temporada que se transmite por la picadura de mosquitos infectados. “En pocas palabras: éste es uno de los peores brotes desde siempre“. El peor año fue el 2003, cuando se registraron 9.862 casos del ‘Virus del Nilo’ y hubo 264 muertos.

Como apunta el CDC, el virus del Nilo Occidental suele producir síntomas que van desde el dolor de cabeza y la fiebre alta, rigidez en el cuello, aletargamiento, desorientación, coma, hasta convulsiones, temblores, debilidad muscular, perdida de la visión, entumecimiento y parálisis muscular.  Estos síntomas pueden durar varias semanas y los efectos neurológicos pueden ser permanentes. Cerca del 20% de los casos padece síntomas leves que pueden durar tan solo unos cuantos días y, aproximadamente, el 80% de las personas infectadas por el VNO (cerca de 4 de cada 5) no presenta ninguna clase de síntomas. Aunque el virus es potencialmente mortal, solo una de cada 150 personas afectadas desarrollará su variante más peligrosa.

Generalmente, el virus del Nilo se transmite por la picadura de un mosquito infectado y, en muy contadas ocasiones, por medio de transfusiones de sangre, trasplantes de órganos o la lactancia materna. No se transmite por el contacto casual como tocar o besar a una persona que tenga el virus.

Peterson explicó que más de la mitad de los casos detectados este año, son del tipo “neuro-invasivo”, o sea, que el Virus del Nilo ha afectado el cerebro de los enfermos lo que, posteriormente, provoca la muerte.

Aviones contra mosquitos

En Dallas (Texas) las autoridades locales han decidido atacar el problema de raíz. El ayuntamiento de la ciudad ha recurrido en su lucha contra la plaga a dos aviones motorizados que fumigaron 200 kilómetros cuadrados de campo y terreno urbano.

A pesar de la situación límite y de que la medida de urgencia parecía la única vía para frenar el contagioso virus, la fumigación ha sido criticada por aquellos que la ven exagerada y potencialmente dañina para las personas, no solo para los mosquitos.

Hay pocos datos sobre cómo los componentes químicos de los insecticidas podrían afectar a los humanos. La última vez que la ciudad empleó este sistema fue hace más de 45 años. “No puedo tener más muertes en mi conciencia porque decidimos no actuar”, defendió el alcalde.

La Agencia de Protección Medioambiental le ha quitado hierro al asunto al declarar que el insecticida empleado, el piretroide sintético, no supone un peligro ni para el medio ambiente ni para la flora y fauna locales.
2002 fue el primer año en que el virus del Nilo occidental fue detectado en Texas. Desde entonces, ciudades de ese Estado como Houston han luchado regularmente contra la población de mosquitos con fumigaciones aéreas anuales.

Recomendaciones para protegerse de la infección

De momento, los médicos no saben por qué el avance del virus ha sido tan rápido este año, pero sospechan que está relacionado con la ola de calor. “Sabemos, por los experimentos hechos en laboratorio, que el virus se propaga con las altas temperaturas. Lo que no tenemos claro es si, en el caso de que el invierno no sea tan riguroso, vamos a ver otros avances“, agregó.

Las autoridades sanitarias han tomado una serie de medidas, incluyendo el escrutinio y protección de los bancos de sangre de los hospitales. Los estadounidenses suelen ser generosos al donar su sangre y, hasta ahora, se ha detectado el virus en la sangre de 242 donantes.

Hasta ahora no hay un método efectivo para combatir el Virus del Nilo. Las autoridades recomiendan protegerse frente a los mosquitos cuando se realizan actividades al aire libre por la noche, para prevenir la infección por el virus: usar repelente de mosquitos, guantes de goma y camisas y pantalones largos, en especial en las personas mayores de 50 años, que forman el principal grupo de riesgo. Así como, colocar mosquiteras en las ventanas y puertas, para impedir el ingreso de los mosquitos a las casas y no mantener aguas estancadas. No obstante, un factor importante es la edad y la probabilidad de tenerlo “a partir de los cincuenta años aumenta 10 veces, y a partir de los 80 años, la probabilidad es 43 veces mayor”.

Para saber más sobre la infección por el virus del Nilo Occidental puede:

Pinchar aqui (conferencia de Santiago Vega “El Virus del Nilo Occidental y su diseminación en Europa” en las IV Jornadas de Microbiología, Salud Pública y Medioambiente de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo)

o leer los articulos de los profesores de la Facultad de Veterinaria CEU: Santiago Vega, Rosana Domingo, Clara Marín, Jesús Cardells.

Virus del Nilo Occidental, ¿Estamos preparados? (1ª parte)

  • Autores: Santiago Vega, Rosana Domingo, Clara Martín, Jesús Cardells
  • Localización: Profesión veterinaria, ISSN 2253-7244, Vol. 17, Nº. 74, 2010 , págs. 37-47

Virus del Nilo Occidental ¿Estamos preparados? (2ª parte)

  • Autores: Santiago Vega, Rosana Domingo, Clara Marín, Jesús Cardells
  • Localización: Profesión veterinaria, ISSN 2253-7244, Vol. 17, Nº. 75, 2011 , págs. 66-79

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.