Feliz día a las mujeres Odontólogas

“Para Mujeres formidables”… “…No dejes que se oxide hierro que hay en ti, haz que en vez de lástima te tengan respeto; cuando por los años no puedas correr, trota; cuando no puedas trotar, camina; cuando no puedas caminar, usa el bastón, pero jamás te detengas” (Madre Teresa de Calcuta)

Una profesión que tiene como patrona una mujer no puede dejar de rendir homenaje a todas las mujeres que se dedican con pasión y amor a cuidar la salud oral de millones de personas.

¿La mujer ha sido así de activa como es ahora en la odontología actual?

En el siglo XIV, en un manuscrito de la Cirugía de Rolando de Parma puede verse a una mujer reduciendo una fractura de mandíbula, y a otra ejecutando una extracción dentaria. Se dice que, por esa época, ejercían en Suecia el Arte Dental unas señoras llamadas “trollkonorna”, que además de atender a los problemas de la boca, no desdeñaban las prácticas hechiceriles. Pero es es en el renacimiento cuando comienzan a encontrarse representaciones gráficas de mujeres relacionadas con la odontología.

Imagen de una mujer dentista

Durante el siglo XVII el  papel de la mujer en la Odontología fue muy escaso. Los Barberos cirujanos se ocupaban del oficio, pues los médicos y cirujanos no querían ejercerlo. Las mujeres, en esta época ejercían ya el arte del Dentista, despertando celos de los varones, los cuales consiguieron en 1755 una ley discriminatoria que prohíbe el acceso a las mujeres a la carrera.

dibujo de un barbero dentista

En el siglo XVIII en Francia mujeres como Madame Rezé, Marie Madeleine Calais, que obtuvo el título de “Experta para los dientes” venciendo grandes inconvenientes o la sobrina del famoso dentista Claude Gerauldy abrieron un camino importante para las mujeres que se han ido incorporando después en esta profesión que hasta el momento era un monopolio de hombres. En Inglaterra en este mismo siglo trabajaban como dentistas al menos 14 mujeres, una de las cuales, la señorita Raymon, practicaba el trasplante dentario en York.

El siglo XIX supuso para las mujeres dentistas su plena incorporación legal a la profesión, ya que fueron admitidas oficialmente en los colegios dentales y en las sociedades de dentistas. En España precisamente a principios de este siglo, comienza a ejercer la primera mujer dentista española y madrileña  llamada doña María Rajoo, hija del médico don Juan Rajoo, especialista en enfermedades venéreas.  También se destaca Doña Josepha Tendilla Moreno quien había sido “aprobada en Cirugía por D. Pedro Castelló en el Colegio de San Carlos de esta Corte” por lo que comenzó ejerció en Madrid alrededor de 1834 y  se hacía llamar  la “Particular Sangradora y Dentista de Palacio y de S.M. la Reyna Dña. María Cristina”. Manuela Aniorte y Paredes de Sales nació en  Valencia, era viuda del dentista Francisco de Sales; al morir este, ejerció la profesión de su marido siendo autorizada con el  título de dentista expedido por la Universidad de Valencia. Escribió un libro titulado el “Arte del Dentista”, publicado en Valencia en 1873, que operaba sarcomas, fungosidades y necrosis alveolares. Por lo que es considerada la  primera mujer de española, que edita un libro de Odontología.  Esta mujer fue la primera a realizar una  petición al Gobierno en 1871, para la instauración de la enseñanza oficial de la odontología.

Una mujer dentista trabajando en clínica

Hasta finales del siglo XIX, el  papel de la mujer fue heroico porque se tenían que oponer a sus propios familiares, y de igual manera se oponían los centros de enseñanza que no las admitían y organismos sanitarios que las llenaban de obstáculos para ejercer. La perseverancia de las mujeres pudo más, un ejemplo de esto es España donde 77 mujeres después de la aparición del título lograron 3 de cada 4 de estas culminar sus estudios. Después de esto, muchas mujeres siguieron los pasos de estas, siendo Clara Rosas la primera odontóloga titulada.

Hoy este panorama ha cambiado mucho la mujeres son las que de forma mayoritaria llenan las aulas en las Facultades de Odontología y las que ejercen su profesión con mucha dignidad y compaginando todo con su vida familiar. Yo estoy orgullosa de ser Odontóloga, madre, esposa, amiga, hija, luchadora…y todas las mujeres que conozca en esta profesión como en muchas otras, somos todo, somos mujeres… #FelizDiaDeLaMujer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here