!Streptococcus pyogenes resistente a la eritromicina¡

La eritromicina es un antibiótico de la familia de los macrólidos. Actúa inhibiendo la síntesis de proteínas bacterianas al unirse a la subunidad 50S del ribosoma y previniendo la translocación de péptidos. Las concentraciones críticas separan las cepas sensibles de las cepas intermedias y estas últimas de las cepas resistentes: S (sensible)<= 1 mg/l y R (resistente) > 4 mg/l.

En 1949, Abelardo Aguilar (Imagen 1), un científico filipino, envió varias muestras de suelo a su Eli Lilly. El equipo de investigación de la empresa, dirigido por J. M. McGuire, aisló con éxito la eritromicina y se comercializó ya en 1952 bajo la marca Ilosone.

«¿Quién describe e identifica el Streptococcus pyogenes

La primera descripción reconocida del estreptococo fue realizada por  Theodor Billroth (Imagen 1) en 1874. Describió «pequeños organismos aislados u organizados en parejas, a veces en cadenas de 4 a 20 o más». Sin embargo, la primera caracterización de estos estreptococos Gram positivos fue dada por Louis Pasteur (Imagen 1) en 1879. Este bacteriológo francés aíslo esta bacteria del útero y muestras de sangre en mujeres que sufrían fiebre puerperal (relacionada con el parto).

Imagen 1. Abelardo Aguilar, Theodor Billroth, Louis Pasteur.

En 1993, Rebecca Craighill Lancefield estudió la estructura antigénica de los estreptococos y los consiguió clasificar según estos antígenos situados por encima del peptidoglucano, creando la conocida Clasificación de Lancefield. En esta clasificación, el Streptococcus pyogenes se sitúa en el grupo A.

«Streptococcus pyogenes-estreptococo del grupo A»

Patogenia:

La patogenicidad del estreptococo ß-hemolítico del grupo A es particularmente amplia, y abarca desde infecciones benignas, como la angina, faringitis o el impétigo, hasta afecciones posestreptocócicas potencialmente debilitantes. Además, infecciones invasivas graves, como la fascitis necrotizante o el temido síndrome de shock tóxico estreptocócico.

Tratamiento:

Los antibióticos ß-lactámicos, son actualmente el tratamiento estándar para las infecciones estreptocócicas. Desde hace varios años, la resistencia a determinadas familias de antibióticos está aumentando, en particular los macrólidos, lincosamidas, estreptograminas (muy prescritas en pediatría, o en adultos o en alergias a ß-lactámicos ). Este hecho desencadena una resistencia a estos antibióticos produciendo un gran problema salud.

Finalmente, dado el probable resurgimiento de infecciones invasivas graves y el tratamiento rápido de las infecciones benignas debidas a esta bacteria es de particular importancia utilizar correctamente los antibióticos.

 

El contenido de este post es el resultado del trabajo de seis alumnos de segundo curso del grado de Odontología: ELEONORE CHALMIN, VICTOIRE LECLERCQ, ALIZEE DE SIESTER, ANTONIN AUBERT, MEDI VEMINARDI, JEAN LABORDE . Dicho  trabajo forma parte del Proyecto de Innovación y Mejora de la Docencia titulado “Escribir para aprender: el blog como recurso didáctico”.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here