Cuando el médico no se explica o el paciente no entiende…

¿Qué riesgos para la salud existen cada vez que un paciente termina su charla con el médico y se queda con cuestiones que no comprende o no le han explicado? ¿De qué manera afecta ello al pronóstico de la enfermedad, a sus expectativas de curación y al cumplimiento correcto del tratamiento?

Los profesionales sanitarios cuentan con multitud de estudios que les informan sobre los efectos adversos de sus tratamientos farmacológicos y físicos, de sus cirugías, de las hospitalizaciones… Pero muy poco se sabe sobre los efectos adversos que podrían existir cuando el paciente sale de la consulta con dudas importantes sobre su salud y su enfermedad.

Efectos adversos de una falta de comunicación  médico y paciente
Efectos adversos de una falta de comunicación médico y paciente

Dicho de otra manera, muy poco se sabe de las consecuencias de una deficitaria comunicación entre médicos y pacientes. Y esta cuestión no es, ni mucho menos, irrelevante, como muestra un preocupante y reciente estudio publicado en la revista Journal of Clinical Oncology. En el mencionado estudio se entrevistaron a 384 personas que fueron diagnosticadas de un cáncer de pulmón incurable entre el año 2003 y 2005 y estaban recibiendo radioterapia. La finalidad de las entrevistas era conocer las expectativas que tenían sobre qué conseguirían con este tratamiento de radiación, que no tenía otra finalidad nada más que la paliativa. Los resultados arrojan una realidad inquietante: casi dos tercios de los pacientes creían que la radioterapia era para curarles y no para aliviar los síntomas de su enfermedad. Estos resultados parecen indicar que los médicos no explican con la suficiente claridad la finalidad de los tratamientos aplicados, puesto que esto no es un hecho aislado. Hallazgos similares se han descubierto en estudios parecidos sobre tratamientos paliativos en personas con cáncer incurable. Pero, ¿se debe este fenómeno exclusivamente a una falta de comunicación por parte del médico? Parece que no. Los investigadores reseñan un estudio en el que, aunque a los pacientes se les presentara información precisa sobre el pronóstico de su enfermedad o los tratamientos, muchos de ellos seguían reteniendo creencias inexactas, como que su cancer era curable, cuando no lo era.

Comunicación médico paciente
Comunicación médico paciente

Debido a la realidad vivida en cada consulta médica, en los últimos años se ha producido un cambio importante en las relaciones médico-paciente. Uno de sus efectos es que el resultado de la asistencia sanitaria se mide hoy en términos de efectividad, eficiencia, percepción por el paciente de su dolor o de su autonomía, su sensación de bienestar físico y mental y, también, por su satisfacción con el resultado alcanzado. En la literatura es más fácil encontrar estudios sobre la satisfacción del paciente con las condiciones de hospitalización o sobre la organización de las urgencias y las consultas, que sobre los resultados de las intervenciones médicas. Sin embargo, es esta última información la más relevante para el clínico. El concepto de “cuidados centrados en el paciente” obedece a este nuevo planteamiento que se basa en: reconocer el papel activo de los pacientes en la toma de decisiones sobre su salud y en la idea de que las decisiones clínicas deben incluir la perspectiva del paciente.

La relación médico paciente incluye una buena presencia según el ámbito clínico
La relación médico paciente incluye una buena presencia según el ámbito clínico

3 Comentarios

  1. Es una cuestión muy compleja la relación medico paciente en lo que se refiere a transmisión de información por el médico y recepción por el paciente. Como médico me ocurre con frecuencia que, a pesar de lo que yo considero exhaustivas explicaciones, los pacientes suelen en general tener mejores expectativas que las reales. Como paciente, la verdad es que me comporto igual que los míos se me olvida decir cosas que tengo y estoy segurísima de que me va a ir todo muy bien. ¿Optimismo muy humano? ¿la esperanza es lo último que se pierde?

  2. ¡Mis felicitaciones sobre el contenido del post!

    Es lamentablemente una realidad, la mala comunicación médico-paciente. Algunos factores son bien conocidos, la saturación de los servicios de salud y la falta de tiempo para las “explicaciones”, la ausencia de habilidades de comunicación de los médicos, etc
    Sin embargo nunca analizamos los factores dependientes del paciente, quien no debe ser la parte pasiva de la relación, sino intervenir activamente, solicitando aclaraciones e información necesarias para dar el consentimiento al procedimiento diagnóstico y terapéutico.Y los médicos debemos emplear el tiempo que sea preciso en informar y despejar dudas.

  3. Desgraciadamente es así, pero debemos felicitarnos porque los intereses de la comunidad clínica y científica van en el sentido contrario, afortunadamente. Cada vez hay más profesionales que conocen la influencia que tiene la comunicación entre profesional sanitario y usuario en distintos resultados: satisfacción, adherencia, calidad percibida, tiempo de hospitalización, reducción de las denuncias por parte de pacientes, reducción de la ansiedad del profesional y el paciente, reducción del burn-out, mejora en los resultados clínicos…Y no sólo hay cada vez más profesionales que conocen esta relación, sino que muchos de ellos dedican parte de su tiempo y su esfuerzo a investigar, o a prepararse en distintas facetas de esta comunicación.Por ejemplo, la semFYC,Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, dispone de una asociación cuyo nombre es Grupo de Comunicación y Salud, con sedes en todas las provincias españolas. A un nivel más modesto, en el CEU unos cuantos profesionales, la mayoría de ellos fisioterapeutas pero también psicólogos, enfermeros, farmacéuticos, y miembros de otras universidades (Murcia, UMH, UCAM Almería y Fundación Universitària del Bagés) investigamos en este tema. De momento, en la faceta de la comunicación entre usuarios y fisioterapeutas de servicios sanitarios públicos, aunque nuestra intención es ampliar nuestros intereses en el futuro.

    En definitiva, que hay movimiento en este terreno y creo que el futuro se muestra esperanzador. Aunque los cambios, ya ses sabe, son siempre lentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.