Thomas Geraci nos cuenta su experiencia de prácticas en Francia

Thomas Geraci, un joven francés que disfruta estudiando Fisioterapia en la UCH-CEU de Valencia

Hola. Soy Thomas Geraci, estudiante de 4º del Grado de Fisioterapia UCH-CEU, y os voy a contar mi experiencia de prácticas en Francia:

Quería viajar fuera de España para estudiar en otro país y conocer sus métodos ; con más razón Francia, mi país de origen. Francia tiene otros conocimientos sobre la fisioterapia, otras formas de trabajar y quería conocer más técnicas.

Mis prácticas duraron 15 semanas, más de 3 meses, del 25 septiembre 2017 hasta el 5 de enero 2018, y las realicé en la Clinique du Parc de Castelneau-le-lez, junto Montpellier, al sur de Francia.

Clinique du Parc de Castelneau-le-lez, Montpellier, donde Thomas ha realizado recientemente prácticas de Fisioterapia

Al día siguiente de mi llegada, fui a conocer al equipo con el que iba a trabajar durante los 3 meses siguientes. La clínica tiene tres edificios, y es muy conocida en el sur de Francia porque allí trabaja un grupo de cirujanos que inventó una prótesis de disco por vía anterior.

Está especializada en cirugía de espalda, y muchas personas de toda Francia y otros países acuden por esta técnica que permite una mejora rápida del paciente, recuperando su funcionalidad mas rápidamente que si se operara por vía posterior.

Thomas Geraci realizando prácticas del Grado de Fisioterapia UCH en la ciudad francesa de Montpellier

Es la única clínica francesa donde se practica esta técnica. Los fisioterapeutas se encuentran en la sexta planta, donde me presentaba todos los días antes de trabajar con los pacientes hospitalizados. La clinica está situada a 15 minutos del que ha sido mi lugar de residencia durante estos 3 meses: la localidad de Grabels.

Me apasiona descubrir nuevos lugares y por eso, cuando acababa la jornada en la Clínica, aprovechaba para pasear por las calles de Montpellier con los otros fisioterapeutas del equipo…

Montpellier es una cuidad pequeña pero tranquila y muy bella; la gente es simpática y siempre dispuesta a ayudarte. Trabajé con personas que vivían en Montpellier desde siempre, y con ellos he conocido mejor la ciudad, que me encantó, y seguramente, si tengo la oportunidad, intentaré volver para trabajar allí.

A mi llegada, mis tutores de prácticas me explicaron la rutina de todos los días. Cada día teníamos nuevos pacientes y había que ser cuidadoso con todos y, especialmente, con los que acababan de salir de una operación. Nuestra tarea era tratarles y reeducarles todos los días un poco más.

El comienzo no fue sencillo: tienes que adaptarte a un lugar que no conoces, pero con el tiempo vas conociendo a la gente un poco más y todos te ayudan en lo que necesitas.

A medida que ganas confianza en lo que haces, el trabajo es más agradable. Con la confianza del personal y de los pacientes, las cosas mejoraban día a día.

Tuve también la oportunidad de trabajar en una residencia que pertenece a la clínica dedicada a personas mayores: la Residence Flaugergue, donde dichos mayores, que viven como en apartamentos provistos de ayuda  medicinal y asistencia de fisioterapeutas.

Thomas con otros compañeros realizando prácticas de fisioterapia geriátrica

Casi todas las tardes, acudíamos a tratar a las personas que vivían en este centro, realizando ejercicios de seguridad y trabajando temas como el equilibrio, conciencia y otros.

Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, y he aprovechado la oportunidad de conocer cómo se trabaja en otro país y aprender más para mi futuro profesional.

Lo que más me ha gustado es ver las sonrisas de los  pacientes; me he dado cuenta de que el nuestro es un trabajo gratificante para ellos y para nosotros.

Thomas durante un descanso de su Practicum de Fisioterapia en el hospital cercano a Montpellier

Por supuesto, no todos los días fueron fáciles, pero he tenido la suerte de encontrar a personas extraordinarias que me permitieron adaptarme más fácilmente y aprender las cosas esenciales de la fisioterapia.

Animo a toda la gente que quiera viajar, estudiar en otros países, conocer otros idiomas, a no dejar escapar una oportunidad así: es una experiencia genial.

Escrito por Thomas Geraci

Publicado por José Ángel González

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here