Jaume Morera, un experto en la relación terapéutica en fisioterapia

Forma parte de un cuadro docente de fisioterapeutas en activo e investigadores en todas las disciplinas de la profesión. Él, en particular, es experto en la relación terapéutica y está formado en fisioterapia manipulativa articular y fisioterapia manual osteopática. Un currículum de largo recorrido que lo avala como doctor, profesor y como uno de los primeros puntos de contacto de los estudiantes cuando aterrizan en nuestro centro de Elche para estudiar Fisioterapia: ¡se trata de Jaume Morera y tiene mucho que enseñarnos a todos!

El profesor de Fisioterapia del CEU de Elche, Jaume Morera Balaguer

Eres profesor en una asignatura básica en Kinésithérapie, como es «Valoración en Fisioterapia». ¿Qué competencias adquieren los estudiantes con ella?

La asignatura de Valoración en Fisioterapia es una materia fundamental. En ella, introducimos al estudiante en el conocimiento y las habilidades que le permitirán determinar el estado físico del paciente. No se llega a valorar la patología, pero sí la funcionalidad del paciente a través de pruebas funcionales.

Es muy importante saber valorar el estado de los músculos, la piel, las articulaciones, los huesos, etc. Y, tras esta valoración parte por parte, hay que saber evaluar cómo responde un paciente en cuanto a la función. Por ejemplo, si un paciente tiene un problema en el pie, el fisioterapeuta debe saber cómo camina además del estado de sus músculos. Esto es lo que llamamos funcionalidad y, de hecho, es más importante que las pruebas específicas de un músculo o de un ligamento.

En general, en la carrera de Fisioterapia las asignaturas no suelen ser muy teóricas y ésta no es excepción. Las dinámicas de aprendizaje son, en general, muy prácticas y grupales.

¿Qué consejo darías a aquellos estudiantes franceses que quieren venir al CEU de Elche para estudiar Kinésithérapie?

A mí no me gusta ser pretencioso, pero el primer consejo que les daría sería simplemente venir a España a estudiar Fisioterapia. El nivel de nuestro país es realmente bueno; no quiero decir con esto que sea mejor o peor que el de países de nuestro entorno, pero el nivel general es muy alto en España. Además, en el centro de Elche hay profesores excelentes, muy implicados y ligados a la profesión: los estudiantes salen muy bien preparados de la carrera.

Personalmente, he trabajado en Francia y conozco cómo se vive la profesión allí, son muy exigentes. Y tengo que decir que, si los fisioterapeutas españoles están tan bien considerados en el país vecino, ¡por algo será!

Y en Francia se estudia Kiné, mientras que en España somos fisios. ¿Qué diferencia hay entonces entre la cinesiterapia y la fisioterapia?

El nombre de fisioterapia deriva de la terapia a partir de medios físicos, y tiene que ver con el momento en el que se creó la carrera en España. La cinesiterapia está más ligada a la terapia a partir del movimiento.

En realidad, el nombre se relaciona con el momento de desarrollo de la profesión en cada país. En España, en parte al menos, la fisioterapia salió de los gimnasios y de la educación física; y ahí se unieron la electroterapia, el masaje y un montón de técnicas que se aglutinaron bajo el paraguas de la fisioterapia. Lo que tenían en común todas era que se trataba de medios físicos, y no solamente de ejercicios o terapia por el movimiento. En otros países, quizás los inicios de la disciplina tuvieron más que ver con el movimiento. Es una cuestión de origen temporal, simplemente.

Más allá de las aulas: investigación y relación terapéutica

Además de profesor, también has liderado una investigación sobre la comunicación entre fisioterapeuta y paciente…

En realidad, el proyecto trata sobre la mejora de la relación terapéutica centrada en el paciente. Es una continuación del que mencionas, que hemos hecho evolucionar, pasando de la comunicación a la relación terapéutica. Esta relación lo que busca es poner al paciente en el centro de la atención, empoderarlo y motivarlo. O, dicho de otra forma, que se implique en las decisiones terapéuticas y en su tratamiento. Sabemos que la terapia centrada en el paciente aporta muchísimos beneficios, pero para ello hemos de saber cómo mejorar la relación fisioterapeuta-paciente.

En este proyecto hemos trabajado en muchos grupos focales, con pacientes y fisioterapeutas, y las conclusiones han sido muy diversas. Para nosotros, era fundamental saber qué elementos podían incidir en la calidad de la relación terapéutica. A partir de ahí, publicamos dos artículos e incluso hemos creado una serie de instrumentos que permiten medir ese nivel de calidad. En Plos One se puede acceder en abierto a la información.

«Los artistas, y en especial los escénicos, son las personas que más riesgo de lesiones músculo-esqueléticas presentan»

Oficialmente el proyecto ha terminado, pero nosotros seguimos investigando. El siguiente paso sería utilizar esos instrumentos para evaluar el nivel de calidad en la relación terapéutica que tenemos en España, y cómo mejorarla. Nuestra idea sería proponer un plan estatal de formación, tanto a nivel universitario como post-universitario. Y también qué relación puede haber entre una buena calidad terapéutica y los resultados clínicos, la percepción del paciente, su satisfacción, el burnout del fisioterapeuta… y muchas otras variables.

Si hay algo que nos llama la atención de tu perfil es el interés que tienes por la reeducación postural. Y, sobre todo, por las artes escénicas.

Efectivamente. Cuando hablo de reeducación postural, en realidad me refiero a un método específico que se llama RPG o Reeducación Postural Global. Este método, en el que me formé hace tiempo y que sigo habitualmente, tiene un enfoque de trabajo muy interesante. En fisioterapia hay multitud de métodos diferentes que se pueden seguir, pero este en particular es muy lógico y artístico al mismo tiempo. Tiene en cuenta muchos factores del cuerpo y de la mente pero, sobre todo, es muy individualista. No se habla de conceptos generales como lumbalgia, sino de la lumbalgia de un paciente en particular, que es única y así debe tratarse. Y lo mejor es que el RPG da resultado.

En cuanto a las artes escénicas, es algo que siempre me ha interesado mucho y a lo que se le da muy poca importancia. Los artistas, y en especial los escénicos (esto es: actores, cantantes, músicos, bailarines, acróbatas…) son las personas que más riesgo de lesiones músculo-esqueléticas presentan. Mucho más que otros trabajadores, y con un altísimo riesgo de abandono de su trabajo por ellas.

Bailarinas de ballet
Las lesiones músculo-esqueléticas tienen una importancia muy significativa en profesiones como la danza

Además, si tenemos en cuenta que en la Comunidad Valenciana hay una gran cultura musical, se hace todavía más evidente que la fisioterapia aplicada a las artes escénicas no está suficientemente extendida. Esto contrasta, sin quitarle su importancia, con la fisioterapia del deporte.

La fisioterapia en las artes escénicas tiene además una característica añadida que la hace muy atractiva. Y es que, además de ser fisioterapeuta, es necesario tener ciertas nociones relacionadas con las artes: cómo se toca un piano o un violín, qué ejercicios realiza un bailarín, etc. Personalmente me formé en Barcelona y nunca he perdido el interés por esta vertiente. Por eso, animo a los futuros fisioterapeutas a acercarse a ese campo y a investigarlo, porque tiene mucho futuro. No sólo en la parte clínica o asistencial, sino también en la de prevención. Es un territorio muy bonito e interesante.

1 Comentario

  1. Jaume Morera es un fenómeno. Quien quiera aprender de la fisioterapia en la artes escénicas y la comunicación entre «fisio» y paciente, nuestro compañero el doctor Morera es el tipo más indicado sin duda en la Comunidad Valenciana.
    ¡Enhorabuena!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here