Vocación, respeto y profesionalidad: la fórmula de María Mercedes

Si decides estudiar Fisioterapia sabes que van a ocurrir cosas y, lo más importante, que tú serás, en gran medida, quien va a hacer que esas cosas sucedan. La vocación internacional de María Mercedes la ha llevado lejos de los canales y el olor a mar de Lechería (Venezuela), pero la ha acercado a la realidad de unos estudios que está a punto de concluir con éxito. Con ella hablamos de lo que ya ha hecho y de todo lo que va a hacer que suceda.

En una de las salas de fisioterapia de la Universidad CEU Cardenal Herrera
María Mercedes en un descanso entre las prácticas.

Empezaste con Medicina en tu país y hoy estás a punto de concluir tus estudios de Fisioterapia. Lo tuyo es la salud…

Diría más bien que lo mío es ayudar a las personas, yo al menos lo veo así. Lo que me motiva es ese grano de arena -más grande o más pequeño- que puedes aportar a la mejora en la calidad de vida de una persona. Que tus conocimientos puedan hacer que alguien recupere la movilidad o mejore su habla, es algo muy estimulante.

Estás en tu último año. Eso te da una perspectiva del grado muy enriquecedora, ¿cómo vives esta última etapa como estudiante?

En cuarto año es cuando ves que ya eres casi fisio. Ahora es cuando conoces la realidad de la profesión, interactúas con pacientes, estás cara a cara con ellos. Ese momento de poner a prueba tus conocimientos es muy motivador. Es increíble cómo vuelves a revivir lo que te explicaron en las clases, comprobar cómo lo que el profesor te dijo que ibas a encontrar, te lo acabas encontrando.

200 horas de prácticas.

Háblanos de tus prácticas, que es uno de los elementos diferenciadores de estudiar fisioterapia en tu facultad.

Mis prácticas las inicié el primer cuatrimestre. En la especialidad de fisioterapia  cardiorespiratoria. Al terminar tenía una sensación extraña: contenta por haber ayudado a los pacientes, pero triste por tener que abandonarlo. Es inevitable implicarte con los pacientes, tomarles cariño y disfrutar de su mejoría. Pero lo más importante es poder haberles ayudado. Son pacientes especiales.

¿En qué sentido?

Dependen de ti y en el momento de la terapia está en tus manos. Puedes encontrarte con que llegan con una presión arterial alta y una saturación de oxígeno baja. No te puedes descuidar. En ese momento el paciente es tu mundo, no hay nada más.

Además de prácticas también es frecuente que los alumnos participen en estudios e investigaciones, ¿cuál ha sido tu experiencia en ese sentido?

Sí, lo hacemos y lo más importante y enriquecedor es que también aquí tratamos con pacientes reales. En mi caso, estuve unos meses participando en un estudio con pacientes con problemas renales. El objetivo era comprobar la eficacia de la fisioterapia en algunos aspectos derivados de esta dolencia. Son personas que pasan mucho tiempo tumbados por la diálisis y eso implica que pierdan fuerza muscular. En este estudio estuve en contacto con pacientes durante varios meses un par de veces por semana.

Todas estas experiencias te habrán servido para adquirir competencias añadidas a la teoría, ¿qué supone para tu desarrollo profesional contar con esos conocimientos que no salen en los libros de texto?

En el trato con el paciente es crucial que nunca pierdas de vista el respeto, la profesionalidad y tu vocación de cuidar. Estudiar fisioterapia con éxito significa que la preparación que recibimos es transversal, muy completa. Cuando salgas al mercado laboral tienes que saber qué hacer y cómo comportarte como un profesional. Creo que salgo preparada para lidiar con el mundo y mucho más allá.

La variedad de prácticas que realizáis a lo largo de la carrera os permite ir conociendo distintas especialidades, ¿cuál es tu preferencia?

Sin dudarlo, lo mío es la fisioterapia cardiorespiratoria. No hay nada más satisfactorio que ayudar a respirar a una persona, a respirar bien. Sin esa respiración adecuada y cotrrecta, el corazón no va a funcionar bien y eso es fundamental.  He tenido pacientes que me han dicho que después de varias sesiones conmigo se encuentran mejor y eso no tiene precio. La actual pandemia, además, ha traído muchos más casos, personas que arrastran secuelas respiratorias que deben tratarse correctamente. Creo que muchos futuros fisios van a ser reclamados para tratar a este tipo de pacientes a medio plazo.

María Mercedes en una escapada con amigas a Madrid.

¿Y dónde se imagina trabajando esa futura fisioterapeuta que vino de Venezuela?

Me gustaría pensar que mi futuro seguirá ligado a aquí. Quiero quedarme en Valencia. Aquí me han dado la oportunidad de hacerme sentir como en casa, y quiero que siga siendo así. Sé que el comienzo no será fácil, pero si he luchado todo este tiempo para alcanzar mi meta, no me voy a rendir ahora.

Eso, María Mercedes, es como decir que no te vas rendir nunca. Estamos seguros de ello.

¡¡ Muchas gracias y suerte!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here